Los afectados por la explosión de gas en Santa Coloma ven "el principio del fin" con las obras del nuevo edificio

Actualizado 14/01/2007 16:27:05 CET

SANTA COLOMA DE GRAMENET (BARCELONA), 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de la Plataforma de Afectados por la explosión de gas de Santa Coloma, Ángel Moratilla, expresó hoy la "satisfacción" de todos los vecinos de los edificios derruidos hace un año a causa del accidente, que ven hoy --dijo-- "el principio del fin" de su sufrimiento, con el inicio de las obras de construcción del nuevo edificio que se instalará en el solar.

Sin embargo, señaló que se trata sólo "de uno de los objetivos conseguidos, pero no el principal: el reconocimiento de responsabilidades". Moratilla explicó que el inicio de las obras produce en los afectados "sentimientos contrapuestos", dado que aún queda abierto el proceso judicial que "esperamos que acabe lo antes posible con la asunción de responsabilidades, para terminar con nuestro problema".

Moratilla fue el encargado de abrir el acto de colocación de la primera piedra del nuevo edificio, que llenará el espacio que ocupaban los números 64, 66 y 68 de la Rambla Fondo de Santa Coloma. En el lugar de los edificios derruidos se alzará una torre de 10 plantas que llevará el nombre de "Torre Sonia", en recuerdo de la vecina fallecida en la explosión.

Todas las familias, excepto una, tiene previsto volver a su antiguo domicilio, que según las previsiones del alcalde de Santa Coloma de Gramenet, Bartomeu Muñoz, estará acabado dentro de 18 meses.

Afectados, autoridades y vecinos han participado este mediodía en la colocación de la primera piedra del edificio que albergará a las 16 familias que hace un año y dos días perdieron su hogar. Por primera vez, asistieron también al acto dos representantes de la empresa Gas Natural.

También estaba presente la ex alcaldesa de la ciudad y vicepresidenta del PSC, Manuela de Madre, que con su presencia ha querido apoyar a los vecinos de El Fondo.

El actual alcalde de la localidad señaló el de hoy como "un día muy importante para las familias" porque se inicia un proceso que "permitirá que mucha gente volverá a ser feliz" cuando dentro de 18 meses puedan volver a sus casas.

Muñoz destacó que con la construcción de la "Torre Sonia" Santa Coloma se revela como "una ciudad solidaria y amable". "Hoy emprendemos un camino de esperanza y de ilusión sin olvidar a los ausentes", señaló.

Durante el acto oficial de colocación, Moratilla tuvo palabras de recuerdo para los que ya no están y para los que todavía no se han recuperado, "para que lo hagan lo antes posible", afirmó. Para Moratilla, éste ha sido "un año difícil, un año en blanco lleno de tristeza, llantos, soledad, depresión pero también fe, esperanza y satisfacción".

"Ojalá dentro de un tiempo podamos contar a nuestros hijos y a nuestros nietos esta pesadilla como una historia más", añadió, y señaló que "hoy no es un día de celebraciones, es un día de continuidad, de que la vida sigue y que dentro de un tiempo volverán a casa", aunque eso sí, sin olvidar a los que ya no están.

Una de las vecinas propietaria de dos de los cuatro locales derruidos, Amparo Domech, explicó también a Europa Press lo "duro" que ha sido este año desde la explosión de gas, en el que se han llevado a cabo las "negociaciones" con las administraciones que han permitido acordar la construcción del nuevo edificio.

Aun así, la vecina destacó que "la labor del ayuntamiento ha sido impecable, al realojar a los vecinos y ayudar en el proyecto" del nuevo edificio para que todos los desalojados puedan volver a sus casas.