Actualizado 12/05/2014 13:50 CET

Se armó la de San Quintín y el origen de otras expresiones

Retrato de Felipe II por Sofonisba Anguissola
Foto: CEDIDA

1.- SE ARMÓ LA DE SAN QUINTÍN.

Se utiliza para: describir una gran trifulca o polémica.

Viene de: la batalla que ganó el 10 de agosto de 1557 --fiesta de San Lorenzo-- el Ejército español a los franceses en la localidad del norte de Francia llamada San Quintín. Se calcula que murieron unos 12.000 soldados franceses.

Pese a las muchas bajas españolas, Felipe II se quedó muy contento por la hazaña de sus hombres --capitaneados estratégicamente por el Duque de Saboya--, por lo que decidió celebrar la victoria con la construcción del Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial.

2.- SER MÁS FEO QUE PICIO.

Se utiliza para: destacar la fealdad de una persona.

Viene de: un zapatero de Granada que vivió en el siglo XIX llamado Francisco Picio. Cuenta la leyenda que este personaje fue condenado a muerte por haber cometido algún delito, pero que fue indultado en el último momento.

De la impresión que le causó la noticia, se dice que se quedó sin pelo y le salieron una serie de tumores por la cara que se la dejaron deformada. Fue excluido por la gente debido a su extrema fealdad y murió en soledad.

3.- EL CHOCOLATE DEL LORO.

Se utiliza para: criticar que se intente arreglar un gran problema económico prescindiendo de gastos menores.

Viene de: el chocolate que la aristocracia con problemas económicos quitaba al loro, sin suprimir las grandes tazas de chocolate -un producto caro traído del continente americano- para seguir aparentando riqueza. La supresión del chocolate del loro no arreglaba la maltrecha situación económica de estas familias.

4.- PASAR UNA NOCHE TOLEDANA.

Se utiliza para: designar una noche en la que no se ha podido dormir, debido generalmente a incomodidades, disgustos y sobresaltos.

Viene de: el escritor y sacerdote Sebastián Covarrubias (Toledo, 1539-1613), quien en su obra el 'Tesoro de la lengua castellana' dice que la noche toledana es la "que se pasa de claro en claro, sin dormir, porque los mosquitos persiguen a los forasteros, que no están prevenidos de remedios como los demás".

Hay otra leyenda popular que sugiere que esta expresión proviene de una matanza ocurrida en el año 797 en la ciudad manchega cuando era gobernada por los musulmanes.

5.- ESTAR EN BABIA.

Se utiliza para: referirse a alguien que está distraído, alejado de lo que se está hablando o haciendo en el momento presente.

Viene de: una comarca leonesa llamada Babia en la que los reyes de León iban a descansar, alejados de las intrigas y los problemas de la Corte. Cuando se decía que el rey estaba en Babia era para dar a entender que había que esperar a su vuelta para resolver los problemas pendientes.

6.- LLEVAR AL HUERTO.

Se utiliza para: explicar que una persona ha llevado a su terreno --generalmente a través de engaños y artimañas-- a otra para que haga o diga algo de lo que no está convencido.

Viene de: la obra de Fernando de Rojas 'La Celestina', en la que la alcahueta Celestina, sirviéndose de engaños, llevó a la guapa Melibea al huerto, donde le esperaba Calixto con la intención de mantener relaciones sexuales con ella.

7.-  QUIEN FUE A SEVILLA PERDIÓ SU SILLA.

Se utiliza para: expresar que una persona ha perdido su puesto o posición por haberse ido a otro sitio.

Viene de: un arzobispo de Sevilla del siglo XV que intercambió su puesto con su sobrino, arzobispo de Santiago, pues este último era incapaz de dominar las revueltas de la ciudad gallega. Tras restaurar la paz, el tío quiso volver a Sevilla, pero su sobrino se negó en rotundo a cederle su puesto.

8.- PONER UNA PICA EN FLANDES.

Se utiliza para: indicar que se ha realizado una gran hazaña.

Viene de: la época de Carlos V, en la que suponía un gran esfuerzo y coste enviar a los tercios españoles a combatir en Flandes. En aquella época los soldados españoles no podían ir a Flandes por Francia ni a través del Océano Atlántico, pues franceses e ingleses eran enemigos del imperio español. Por eso había que ir en barco hasta los puertos genoveses e ir a pie desde allí.

9.-  PELAR LA PAVA.

Se utiliza para: designar a personas que pasan un rato sin hacer nada de provecho. También se utiliza para hablar de dos novios que pasan largo rato hablando enamorados sin hacer otra cosa.

Viene de: Andalucía, donde -según se cree- una criada fue mandada por su señora a pelar la pava que más tarde se comerían, tarea que ella aprovechaba para hacer mientras hablaba desde su ventana enrejada con el joven que la cortejaba.

10.- PARÍS BIEN VALE UNA MISA.

Se utiliza: cuando para conseguir algo se debe renunciar a otra cosa importante.

Viene de: se supone que lo dijo el rey francés Enrique IV (1553-1610) cuando se convirtió en 1593 del protestantismo al catolicismo para poder acceder al trono.