Publicado 22/01/2021 14:15CET

El arzobispo de Barcelona asegura que "el derecho y la economía evangelizan"

El cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, en la presentación del libro  'Los procesos en el Código de Derecho Canónico. Comentario sistemático al libro VII después de la reforma del papa Francisco con el M.P. Mitis Iudex Dominus Iesus'
El cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, en la presentación del libro 'Los procesos en el Código de Derecho Canónico. Comentario sistemático al libro VII después de la reforma del papa Francisco con el M.P. Mitis Iudex Dominus Iesus' - UNIVERSIDAD SAN DÁMASO

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Conferencia Episcopal Española y cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, ha asegurado que "el derecho y la economía evangelizan" cuando están "al servicio de la persona" y, en el ámbito del Derecho, ha aconsejado "escuchar y no despachar enseguida", recordar que "Jesús es el mejor abogado" y que "la misericordia no es el todo vale".

"El Derecho Canónico está al servicio del bien de la persona y, cuando sirve a la persona, a la sociedad y a la Iglesia, el derecho evangeliza, todo está unido, también la economía es evangelizadora, hay que saberlo integrar", ha explicado el arzobispo de Barcelona, este viernes 22 de enero en la Universidad Eclesiástica San Dámaso (UESD).

Así lo ha indicado durante la presentación del volumen 'Los procesos en el Código de Derecho Canónico. Comentario sistemático al libro VII después de la reforma del papa Francisco con el M.p. Mitis Iudex Dominus Iesus', del Decano de la Rota Romana, Vito Pio Pinto.

Durante su intervención, Omella ha hecho algunos apuntes como que "hay que dedicar tiempo a escuchar, a prestar atención y no despachar enseguida" o que "el Derecho es un instrumento, no un fin en sí mismo".

También ha subrayado que "Jesús es el mejor abogado"; que hay que "trabajar en todo momento para que no se corrompa el sujeto" y que "la misericordia no es el todo vale".

Igualmente, ha recomendado ponerse en el lugar de la persona atendida, que el "despacho no sea nunca una sala de tortura" y "guardar el secreto debido". "Un abogado, un juez, un Derecho que no sirve al ser humano, no sirve para nada", ha zanjado.

En este sentido, el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, ha añadido que los tribunales de la Iglesia "han de ser lugares donde se experimente la cercanía humana", sobre todo, en "situaciones dolorosas" como un proceso de nulidad matrimonial.

Precisamente, ha destacado que la obra de Vito Pio Tinto que han presentado este viernes, "ayudará a situarse en los procesos de nulidad de matrimonio" como "un auténtico servicio", pues "la Iglesia ayuda a las familias heridas que sufren el drama del fracaso conyugal".

En esta línea, el cardenal Osoro ha añadido que los tribunales de la Iglesia han de ser lugares donde se ofrezca "testimonio de gratuidad", así como de "verdad y misericordia".

Asimismo, ha apostado por "actualizar" el Derecho, "modificar las normas que necesitan ser corregidas, interpretar las dudosas y colmar las lagunas de la ley". Finalmente, ha subrayado la importancia de "amar el Derecho" porque "está al servicio de la persona".