El arzobispo Carlos Osoro pide difundir la encíclica del Papa y cuidar de la creación

Publicado 26/06/2015 21:37:56CET
Eucaristía en la fiesta litúrgica de san Josemaría Escrivá
ALVARO GARCÍA FUENTES

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El arzobispo de Madrid Carlos Osoro ha hecho un llamamiento este viernes a difundir la encíclica 'Alabado seas' ('Laudatio Si') del Papa Francisco para "cuidar" de quienes nos rodean, "apoyados en la seguridad de que no estamos a la intemperie sino apoyados en la fuerza de ser hijos de Dios".

"Cuidando de los demás y de lo creado viviremos lo que el Papa nos pide con urgencia", ha añadido, "valorando que todos son imágenes vivas de Dios, que tengo que cuidar y guardar".

Monseñor Osoro ha presidido este viernes la concelebración eucarística en la catedral de La Almudena de Madrid, ciudad donde san Josemaría fundó el Opus Dei el 2 de octubre de 1928 y de cuyo fallecimiento se cumplen hoy 40 años.

El arzobispo Osoro se ha referido al fundador del Opus Dei como "un santo que hizo percibir a muchos el rostro de Cristo a través de la Obra que fundó en servicio de la Iglesia" y que ha enseñado "el valor del trabajo hecho por amor y en servicio de los demás, a quienes hemos de llevar afecto y cercanía".

Fue un ejemplo, ha apostillado, de lo que significa "dar aliento y amor a todos, de cuidar de las criaturas y de lo creado, con la fuerza de la gracia de Dios y no confiados en nuestra insuficiencia".

Numerosas eucaristías se han celebrado hoy en España para conmemorar la fiesta litúrgica de san Josemaría Escrivá, así como en otras ciudades de los cinco continentes donde viven devotos del santo español.

San Josemaría Escrivá (1902-1975) nació en Barbastro (Huesca) en 1902. Ordenado sacerdote en 1925, comenzó su labor pastoral en parroquias rurales y difundió la llamada universal a la santidad.

La festividad litúrgica de San Josemaría Escrivá fue instituida tras su canonización en octubre de 2002 por el Papa san Juan Pablo II, que se refirió a él como "el santo de la vida ordinaria". Durante su vida, san Josemaría dedicó buena parte de su labor sacerdotal a las familias.

En estas concelebraciones que han tenido lugar en numerosos países, se ha dedicado una plegaria especial por las familias afectadas por la crisis y por las intenciones formuladas por el Papa Francisco. Entre otros lugares, hoy se han celebrado por vez primera en La Habana (Cuba), además de lugares como Dakar, Kigali, Almaty, Beirut, Ho Chi Minh, Mumbai o Managua.

Para leer más