El arzobispo de Madrid recuerda a Benedicto XVI como un "sabio" y "testigo fiel de la bondad y la misericordia"

El arzobispo de Madrid, monseñor Carlos Osoro, oficia la Misa Funeral por el Papa emérito Benedicto XVI, en la catedral de La Almudena, a 7 de enero de 2023, en Madrid (España).
El arzobispo de Madrid, monseñor Carlos Osoro, oficia la Misa Funeral por el Papa emérito Benedicto XVI, en la catedral de La Almudena, a 7 de enero de 2023, en Madrid (España). - Gustavo Valiente - Europa Press

MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

El arzobispo de Madrid, monseñor Carlos Osoro, ha despedido este sábado al papa emérito Benedicto XVI, fallecido el 31 de diciembre a los 95 años, y ha destacado que fue un "sabio" y "testigo fiel de la bondad y la misericordia" de Dios.

Así lo ha expresado Osoro en el marco de la misa funeral que ha presidido este sábado en la catedral de Santa María la Real de la Almudena, en Madrid, donde en declaraciones a Europa Press ha subrayado la "capacidad de entrega" que tuvo Benedicto XVI con la Archidiócesis de Madrid "en ocasiones muy diversas", como su visita en 2011.

Asimismo, Osoro ha recordado que el papá emérito le aconsejó cuando fue nombrado arzobispo de Valencia y ha defendido despedirlo con la "alegría" de haber tenido un sucesor de Pedro que "en su modo de vivir, hacer las cosas y presentarse ante el mundo", fue "un sabio", precisamente "con la sencillez de los sabios".

Ya en la misa funeral, ha aseverado que Benedicto XVI fue "un testigo fiel de la bondad y la misericordia" de Dios y que con "su vida y su ministerio" como papa, y "antes en sus escritos como teólogo", dio a conocer "la seguridad que ofrece Dios": "Aquí está, nos ha salvado".

En su homilía, Osoro también ha valorado que el Evangelio proclamado termina con el "sígueme" de Dios y ha remarcado que el papa emérito lo siguió de tal forma que, en su corazón, latían "los sentimientos de Cristo Jesús".

Su vida, ha añadido, fue muestra de "una entrega agradecida", de "una entrega orante", y como teólogo, obispo y sucesor de Pedro siempre quiso "comunicar la hermosura y la alegría del Evangelio", ha agregado.

Asimismo, ha incidido en que su obra sobre Jesús, por ejemplo, "no son unas palabras más, no es una mera investigación", sino que "es algo vivido y experimentado".

"Queridos hermanos, en esta oración y en esta Eucaristía que ofrecemos por el papa Benedicto XVI, le pedimos al Señor que le dé el descanso eterno", ha concluido el arzobispo de Madrid en una misa en la que, entre otros, han estado presentes el arzobispo emérito de Madrid, cardenal Antonio María Rouco Varela; el nuncio de Su Santidad en España, monseñor Bernardito Auza, y los obispos auxiliares de Madrid monseñor José Cobo y monseñor Jesús Vidal.

También, han asistido el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida; el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio; el consejero diplomático de la Casa del Rey, Alfonso Sanz Portolés, y el embajador de Andorra en España, Vincenç Mateu, en representación del Gobierno del principado, además de numerosos embajadores.

En este sentido, el nuncio ha agradecido la asistencia y ha recordado la "profunda estima" de Benedicto XVI a España, con su "alma católica". "Gracias por acoger el legado perenne de este Pontífice que tanto ayuda, no solo a la Iglesia, sino a todos los hombres de buena voluntad, a seguir los caminos de verdad, bien y paz que tanto necesitamos", ha dicho.

Publicado: sábado, 7 enero 2023 19:14

Más información