Las autoridades reactivan los trabajos de rescate tras un tornado en Kansas que ha dejado al menos diez muertos

Actualizado 06/05/2007 22:58:21 CET

GREENSBURG (KANSAS, EE.UU), 6 May. (EUROPA PRESS) -

Los equipos de rescate reanudaron hoy las tareas de búsqueda y rescate de supervivientes que podrían permanecer bajo los escombros después de que un tornado destruyera la mayor parte de la localidad de Greensburg, Kansas. Mientras, asciende a diez el número de víctimas mortales por las tormentas y tornados que han afectado a la zona.

El agente de la Policía estatal de Kansas, Ronald Knoefel, confirmó que "aún hay una misión de búsqueda y rescate" y que no quieren "renunciar a las esperanzas".

Las tareas de rescate habían sido suspendidas en las primeras horas del domingo a causa de una tormenta que provocó una nueva ola de tornados en la región.

Según las autoridades, al menos diez personas murieron el fin de semana como consecuencia del temporal, entre ellas ocho personas en el área de Greensburg y dos en diferentes lugares de Kansas.

ZONA CATASTRÓFICA

Por su parte, el presidente George W. Bush declaró a partes de Kansas como área de desastre, liberando así dinero del Gobierno nacional para la recuperación. "Va a pasar bastante tiempo para que esta comunidad se recupere, y por eso ayudaremos de cualquier manera que podamos", manifestó Bush.

El administrador de Greensburg, Steve Hewitt, mientras, expresó que "necesitamos apoyo. Queremos que todos sepan que esta es una catástrofe inmensa".

Hewitt estimó que el 95% de Greensburg --con1.500 habitantes-- había quedado destruido, y vaticinó que los esfuerzos de rescate llevarían días, mientras advirtió de que algunos sobrevivientes pudieran estar atrapados en sótanos y debajo de los escombros.

El senador estadounidense Sam Brownback y la gobernadora Kathleen Sebelius planeaban recorrer el área de las tormentas el domingo.

Decenas de heridos fueron trasladados a hospitales del área. Los efectivos de rescate sacaron a unos 30 supervivientes del sótano de un hospital que colapsó parcialmente el sábado, pero la mayoría tenía heridas leves, dijo Sharon Watson, portavoz del departamento de emergencias de Kansas.