Actualizado 10/06/2021 18:48 CET

El cardenal Marx acepta la decisión del Papa y dice que toca reflexionar sobre la renovación de la Iglesia

El cardenal alemán Reinhard Marx
El cardenal alemán Reinhard Marx - Bernd von Jutrczenka/dpa

ROMA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El arzobispo de Múnich y Frisinga, el cardenal Reinhard Marx, ha respondido "en obediencia" a la decisión del Papa de rechazar su dimisión, que representa un "gran desafío" para él y, por ello volver "simplemente" a la agenda de "ayer" no puede ser el camino, ni para él ni para la archidiócesis. Así, considera que ahora se abre un tiempo de reflexión sobre la renovación de la Iglesia.

"Con espíritu de obediencia, acepto su decisión", ha escrito el purpurado alemán en una carta dirigida a Francisco publicada en la web de la archidiócesis.

"No contaba --ha escrito el cardenal Marx-- con una reacción tan rápida, ni me esperaba la decisión de que debería continuar en mi servicio".

Además, ha quedado "impresionado" por el tono "fraternal" de las palabras del Papa y considera que ha sido comprendido por el Pontífice en las razones de la petición de dimisión.

El purpurado alemán presentó su dimisión porque, según reveló él mismo se sentía "corresponsable" de lo que tildó como la "catástrofe" de la crisis por los abusos sexuales.

El arzobispo alemán ha subrayado en la misiva la necesidad de "buscar nuevos caminos que recorrer", también considerando una historia de múltiples fracasos de la Iglesia "para anunciar y testimoniar el Evangelio".

Para el cardenal Marx se abre ahora un tiempo de reflexión sobre cómo "contribuir aún más a la renovación de la Iglesia". En este sentido, ha reiterado que sigue siendo válido lo que había subrayado su declaración, es decir, que él mismo "debe asumir la responsabilidad personal y también institucional", en particular "con respecto a las víctimas".

Contador