Actualizado 11/02/2011 12:27:52 +00:00 CET

Casi 2.300 periodistas han sido asesinados en todo el mundo en los últimos 20 años

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un total de 2.271 periodistas han sido asesinados en todo el mundo mientras cubrían noticias en los últimos 20 años, según un informe de la Federación Internacional de Periodistas (FIP), que señala que sólo en 2010 han sido víctimas de asesinatos selectivos, ataques con bombas o incidentes de fuego cruzado 94 informadores.

"Esas cifras ilustran cómo en una época en la que los medios son más poderosos y cuando la gente tiene mayor acceso a fuentes de información diferentes, los periodistas que tienen la voluntad de decir la verdad se enfrentan a riesgos cada vez mayores", ha advertido el secretario general de la FIP, Aidan White.

En el último año, Pakistán se ha convertido en el lugar más peligroso del mundo para ejercer el periodismo, con 16 muertos, por delante de México y Honduras, que tienen diez nombres cada uno en la lista de asesinados.

Comparado con 2009, cuando fallecieron víctimas de la violencia un total de 139 periodistas, en 2010 ha hubo un número menor de asesinatos. Sin embargo, la FIP advierte de que los conflictos regionales, las guerras de la droga y la inestabilidad política mantienen altos niveles de violencia y amenaza contra la seguridad de los medios.

La federación critica la "impunidad" con la que se han perpetrado algunos de estos crímenes y urge a los gobiernos a que se tomen en serio esos ataques a la prensa y actúen de manera creíble para disuadir a sus autores.

Lo más leído

  1. 1

    Ascienden a 135 los muertos y a más de 5.000 los heridos por las explosiones en el puerto de Beirut

  2. 2

    Vecinos de Galapagar se querellan contra Iglesias por el "acoso" contra ellos por protestar ante su vivienda

  3. 3

    La Infanta Elena abandona Madrid tras el histórico anuncio del Rey Don Juan Carlos de irse de España

  4. 4

    Irene Rosales muestra las consecuencias de su fatídica caída en Cantora

  5. 5

    Miguel Bosé, con un aspecto bastante descuidado, reaparece tras sus últimas polémicas