25 de febrero de 2020
 
Actualizado 20/11/2018 15:08:10 CET

La causa de beatificación del padre Arrupe arrancará el 5 de febrero en la Basílica de San Juan de Letrán

El padre Arrupe
COMPAÑÍA DE JESÚS

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Compañía de Jesús ha anunciado que el próximo 5 de febrero de 2019 tendrá lugar la sesión de apertura de la causa de beatificación del padre Pedro Arrupe, Superior General de la Compañía de Jesús entre 1965 y 1983, en la basílica de San Juan de Letrán, en Roma, y coincidiendo con el 28 aniversario de su muerte.

Así lo ha confirmado en una carta el Padre General de los Jesuitas, Arturo Sosa, este lunes 19 de noviembre, cuando se cumplen 111 años del nacimiento de Arrupe.

"Tengo la alegría de comunicar a todo el cuerpo religioso y apostólico de la Compañía de Jesús que ha comenzado oficialmente el proceso hacia una posible beatificación de Pedro Arrupe, 28 Superior General de la Compañía de Jesús", ha informado. La causa se ha puesto en marcha en el Vicariato de Roma, lugar de su muerte, según ha indicado.

Según precisa en la misiva, se encuentran en los primeros pasos de su causa, "una vez recibidos el nihil obstat de la Santa Sede, el consentimiento de los obispos más cercanos a Roma dentro de la Conferencia Episcopal Italiana y constatada la ausencia de obstáculos de parte del pueblo de Dios".

A continuación, los distintos responsables del proceso diocesano comenzarán a trabajar tomando declaración a más de cien testigos repartidos principalmente en España, Japón e Italia. Si bien, ya en estos meses previos han empezado su labor dos comisiones encargadas de revisar, respectivamente, todos sus escritos publicados así como otros muchos documentos no publicados, tanto del padre Arrupe, como sobre él y del contexto socio eclesial en el que vivió.

El Padre General señala en su carta diversas cualidades de Arrupe y destaca su contribución a la Compañía, a la espiritualidad ignaciana, a la vida consagrada, al sacerdocio y al laicado. A su juicio, Arrupe ejemplificó "el deseo de integración de los mejores valores de la tradición con aquellos necesarios para la adaptación del cristianismo a los nuevos tiempos". También afirma que en sus últimos viajes ha podido comprobar personalmente lo "vivo" que se encuentra su recuerdo y su legado.

Además, ha anunciado la creación de un sitio web dedicado al nuevo 'Siervo de Dios' y solicita remitir cualquier información relacionada con la causa a la Postulación General de la Compañía en Roma.

Pedro Arrupe nació en Bilbao en 1907 y fue Provincial de los jesuitas del Japón, donde vivió en 1945 el estallido de la primera bomba atómica en Hiroshima. El 22 de mayo de 1965 la Congregación General 31 de la Compañía de Jesús lo eligió como vigésimo octavo Superior General.

Entre sus aportaciones, los Jesuitas destacan su relectura del carisma ignaciano y añaden que supo "advertir los muchos y radicales cambios que estaban transformando el mundo y la Iglesia, así como la urgencia de adecuar la misión de la Compañía de Jesús, en la línea del Concilio Vaticano II y con un irrenunciable compromiso con la justicia y en favor de los pobres y marginados".

Los primeros pasos para introducir la causa de beatificación de Pedro Arrupe se dieron hace seis años cuando el entonces Superior General Adolfo Nicolás pidió a Anton Witwer, encargado de gestionar los procesos de beatificación y canonización de jesuitas, unas sugerencias sobre el procedimiento a seguir.

Para leer más