Celaá asegura que "muchas personas" del PP están de acuerdo con la "mayor parte" de su reforma educativa

Celaá ve "un poco difícil" poder exhumar a Franco antes de las elecciones genera
CEDIDA
Publicado 03/03/2019 11:30:33CET

   MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha asegurado en una entrevista a Europa Press que "muchas personas" del Partido Popular están de acuerdo con la "mayor parte" de su proyecto de reforma de la Ley Orgánica de Educación, aprobado el pasado 15 de febrero en el Consejo de Ministros, aunque el adelanto electoral impedirá que se tramite en el Congreso de los Diputados.

   "No le voy a decir el nombre de las personas, pero me consta de manera directa e indirecta que muchas personas del PP están de acuerdo con la mayor parte del contenido de ese proyecto ley, con el 80%", asegura la ministra afirmando que "había una discrepancia en el seno del PP" en torno a la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), aprobada en 2013 con el único apoyo de los populares, y que la reforma de Celaá derogaría.

   Preguntada por si le genera frustración acudir a las urnas sin aprobar una nueva ley educativa, que recoge la derogación de la LOMCE y era uno de las puntos prioritarios del PSOE en su programa electoral, Celaá medita un momento para afirmar: "Estoy absolutamente confiada en la posibilidad de que la LOMCE sea abatida".

   "El sistema educativo español no puede permitirse el lujo de tener una ley que segrega y que está totalmente desconectada de las corrientes europeas --añade Celaá--. En cualquier caso el mundo no se acaba, y me siento con fuerzas suficientes para impulsarla allí donde esté".

   La ministra, que será candidata del PSOE por Álava en las elecciones generales del 28 de abril, manifiesta también su voluntad de continuar al frente de Educación.

   Con la 'Ley Celaá', como se conoce a su reforma educativa, dejaría de computar la asignatura de Religión en la nota media, se crearía otra llamada Valores Cívicos y Éticos, permitiría titular Bachillerato con una asignatura suspensa, se otorgaría a las comunidades autónomas con lenguas cooficiales la facultad de decidir las materias en cada idioma y se eliminaría el criterio de "demanda social", entre otras medidas.

   "Este proyecto de ley deroga la LOMCE y enfrenta los principales problemas contemporáneos de la educación española", defiende Celaá, que se muestra convencida de que tras las elecciones generales conseguirá los apoyos necesarios para su aprobación. "Solo hay que recordar una foto, la del 2013 con todas las fuerzas políticas a excepción del PP afirmando que cuando se tuviera la primera ocasión se derogaría la LOMCE", expone.

   "A lo largo de la historia todas las leyes educativas que han salido de puño socialista han salido acompañadas de otras fuerzas políticas, las únicas que han salido en solitario han sido las del PP esto es así es incontrovertible --reivindica--. Por lo tanto tengo toda la confianza, no soy pesimista, en que lo que lleva ese proyecto de ley es base fundamental suficiente como para recabar el acuerdo de otras fuerzas políticas y encontrarnos en el medio".

Contador

Para leer más