Un centenar de jóvenes ocupa una antigua oficina del INEM para protestar contra el paro

Actualizado 30/04/2011 19:55:52 CET

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

Cerca de un centenar de jóvenes convocados por la red de colectivos 'Rompamos el Silencio' ha participado hoy en un pasacalles que ha finalizado con la ocupación de una oficina del Servicio Regional de Empleo en desuso para protestar contra la alta tasa de paro y la reforma laboral.

La protesta ha dado comienzo pasadas las 12 horas en la Plaza de Comendadoras de Madrid con la participación de unas cincuenta personas, desde allí ha recorrido varias calles del centro de la capital al ritmo de tambores para finalizar en la Calle Alberto Aguilera, donde algunos de los miembros de la red habían ocupado una antigua oficina del Instituto Nacional De Empleo (INEM).

Durante el recorrido se han ido sumando más asistentes, hasta llegar a casi un centenar que ha asistido a la ocupación del edificio, en cuya fachada han descolgado pancartas en las que podían leerle lemas como 'Indignados, no escuchados, explotados, movilízate. Perdamos el miedo, rompamos el silencio".

Tras la ocupación del edificio, el portavoz de 'Rompamos el Silencio', Mariano, ha explicado a Europa Press Televisión que se ha elegido este edificio por tratarse "de un espacio muy simbólico en la actual situación", que se asocia "a un sentimiento de frustración". En este sentido ha explicado que la intención es convertirlo en "un espacio diferente" durante todo el fin de semana, "para que sirva de reflexión". Asimismo ha asegurado que van a organizar talleres durante todo el fin de semana.

Al inicio de la protesta y previamente a la ocupación, el portavoz -que en ese momento no ha querido explicar en qué iba a consistir el final de la protesta- ha hecho un llamamiento a los jóvenes españoles para que "se informen, sepan cuáles son las consecuencias de la crisis, se organicen y no caigan en discursos fáciles u oportunistas, porque lo que está detrás de esto es el lucro de mucha gente durante mucho tiempo".

Entre los asistentes, en su mayoría jóvenes de entre 20 y 30 años, varios, como Eduardo, han querido destacar que se ha tratado de "una iniciativa interesante para recuperar las calles y ser los protagonistas de la vida de los barrios", ya que unos de los lemas de la convocatoria ha sido 'La calle es nuestra, la crisis vuestra'.

Otros, como Eva y Chus han acudido a la protesta para "reivindicar el poder de la ciudadanía" y ha querido destacar que, aunque en ocasiones se acusa a los jóvenes de no movilizarse, "hay convocatoria de sobra, porque hay mucha gente concienciada" ya que "a la gente joven le afecta especialmente la crisis".