Publicado 17/02/2021 18:18CET

Centro de Estudios Judeo-Cristianos tacha de "aborrecibles" las proclamas antisemitas en el homenaje a la División Azul

MADRID, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Centro de Estudios Judeo-Cristianos, institución eclesiástica dedicada a dar a conocer las raíces judías del cristianismo y a promover el diálogo entre ambas confesiones, ha tachado de "aborrecibles" las proclamas antisemitas vertidas el pasado sábado en un acto de homenaje a la División Azul, y espera que estos actos "no queden impunes".

"Resulta inverosímil y al mismo tiempo aborrecible que en pleno siglo XXI se reproduzcan escenas y prejuicios propios de hace poco menos de un siglo, con un vocabulario dogmático e irracional dirigido a los instintos más primarios del ser humano y que de modo desgraciadamente eficaz fue manejado por el nazismo", has subrayado.

Así se refieren a un acto del pasado fin de semana en el que participaron unas 300 personas para conmemorar el 78º aniversario de la batalla de Krasny Bor, que libró la Alemania nazi junto a la División Azul contra la Unión Soviética. La marcha, convocada por Juventud Patriota de Madrid, contaba con autorización para su celebración y finalizó con un "acto homenaje a los caídos" en el Cementerio de la Almudena.

Según un vídeo grabado por la agencia rusa Ruptly al que ha tenido acceso lamarea.com, se puede ver a una de las participantes en la concentración diciendo: "El enemigo siempre va a ser el mismo aunque con distintas máscaras: el judío".

La manifestante continúa afirmando: "Porque nada más certero que esta afirmación: el judío es el culpable, el judío es el culpable y la División Azul luchó por ello".

El Centro de Estudios Judeo-Cristianos ha pedido "dar una respuesta firme y sin ambages, con todo el imperio de la ley, a todos aquellos que pretenden sembrar la semilla del odio, abusando de la libertad que garantiza el estado de derecho".

Además, han mostrado su rechazo a la intervención en el acto de un sacerdote de la Hermandad de San Pío X, los lefebvrianos, que no están en comunión con Roma. "Con su presencia avaló el acto y lo que allí se dijo", lamentan.

El antisemitismo, según recuerda el Centro, es "absolutamente contrario a las enseñanzas de la Iglesia y a su misma identidad", porque "Jesús nació, vivió y murió como judío, y porque las raíces cristianas beben necesariamente del judaísmo.

Para leer más