7 de abril de 2020
 
Actualizado 26/07/2012 16:05:07 +00:00 CET

Ciclistas expresan a PP, PSOE e IU su rechazo a usar casco en ciudad

MADRID, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

Representantes de ciclistas deportivos, profesionales, urbanos, cicloturistas y de empresas del mundo de la bicicleta se han reunido este jueves en el Congreso de los Diputados con parlamentarios del PP, PSOE y la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) y miembros del grupo de trabajo para el fomento de la bici, para transmitirles su oposición a que el uso del casco en las bicicletas vaya a ser obligatorio en las ciudades.

Fue el pasado 17 de julio cuando el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, adelantó que su departamento trabajaba en una reforma del Reglamento General de Circulación (RGC) para "limitar" el uso de las bicicletas en las aceras y obligar a los ciclistas a utilizar casco también en las vías urbanas "por su propia seguridad e integridad". Actualmente, el casco es obligatorio para las vías interurbanas.

Así, los presentes en la reunión han manifestado su oposición a la obligatoriedad del casco y proponen un amplio debate parlamentario sobre la reforma del RGC y la promoción de la bicicleta, modo de movilidad sostenible en las ciudades españolas.

De hecho, han criticado las palabras del propio Fernández Díaz apuntado que es necesario hacer obligatorio el uso del casco, puesto que existe igual riesgo para la integridad del ciclista cuando está conduciendo en ciudad como cuando lo hace en vías interurbanas. Se trata además de una afirmación que los ciclistas no comparten al no estar avalada por datos de la propia Dirección General de Tráfico (DGT), adjunta al Ministerio del Interior.

En este sentido, apuntan que en el periodo 2000-2010 el número de ciclistas fallecidos por accidente en carretera osciló entre 78 (2001-2002) y 43 (2008-2009) y, por el contrario, en el mismo periodo, el número de ciclistas fallecidos por accidente en zona urbana osciló entre 23 (2000 y 2005) y 11 (2008), a pesar del aumento de ciclistas urbanos en los últimos años.

"Consideramos que la implantación del casco obligatorio en carretera, vigente desde 2003, ha sido un completo fracaso que se debe corregir. En lugar de extenderlo ahora a las ciudades", agregan.

Al mismo tiempo, consideran que el casco obligatorio para los ciclistas en zona urbana va a significar el fin de los sistemas de bicicletas públicas que tanta aceptación dicen que han tenido en muchas ciudades españolas.

En este contexto, tanto el diputado del PSOE, Antonio Hurtado, como la miembro de la Izquierda Plural, Ascensión de las Heras, han coincidido con los ciclistas en que si el Gobierno finalmente emprende esta medida se va a acabar con el uso de los servicios de alquiler de bicicletas en las ciudades, aparte de que es muy difícil que se den las condiciones de salubridad necesarias a la hora de alquilar un casco.

MÁS REUNIONES EN SEPTIEMBRE

De cara a la próxima reunión del grupo interparlamentario, los ciclistas van a proponer que tenga lugar un debate más amplio sobre esta cuestión en sede parlamentaria, según el modelo del debate que tuvo lugar en el Parlamento británico el pasado 23 de febrero de 2012, en el que se abordaron entre otros, temas relacionados con las medidas de seguridad de los ciclistas, que incluían el uso del casco como medida de seguridad individual pero voluntaria.

En este sentido, el diputado socialista ha puesto de manifiesto que en Australia y Nueva Zelanda se obligó a llevar casco también en las ciudades y como consecuencia se redujo el uso de las mismas.

Por otro lado, ha recordado, como ya adelantó Europa Press en junio, que el grupo interpalamentario presentará en septiembre una proposición no de ley conjunta de todos los grupos en el Congreso, con el objetivo de apoyar el uso y fomento de la bicicleta, además de que se celebrará a mediados de ese mes un acto simbólico por parte de todos los grupos, que consistirá, previsiblemente, en que los diputados vayan en bicicleta desde Sol al Congreso, apenas cinco minutos andado.

En concreto, entre las organizaciones asistentes participaron: ConBici (Coordinadora Ibérica de Asociaciones en Defensa de la Bicicleta), la Asociación de Ciclistas Profesionales (ACP), la Plataforma Empresarial de la Bicicleta (PEB), la Federación de Ciclistas europeos (ECF, por sus siglas en inglés), así como la Asociación de Marcas y Bicicletas de España (AMBE).

UNA REFORMA YA ANUNCIADA

La reforma del Reglamento General de Circulación lleva dando vueltas por la DGT desde hace más de un año. De hecho, el anterior director de Tráfico, Pere Navarro, ya anunció en 2011 que el proyecto estaba pactado con el Ayuntamiento de Madrid y el de Barcelona y contaba con el visto buenos de las asociaciones de ciclistas, que llevan años pidiendo que se asegure los derechos del colectivo por ley.

No obstante, el adelanto de las elecciones generales y la oposición de algunos sectores frenaron la medida, que incluía un título específico referido a las bicicletas, de manera que se reconocía determinados derechos a esos vehículos por su "indiscutible interés social como medio de transporte silencioso y sin emisiones".

El Tribunal Supremo ha dado su visto bueno a la circulación de bicicletas en las denominadas 'aceras-bici' en una sentencia de 2010 en la que declaraba "ajustada a derecho" una ordenanza del Ayuntamiento de Sevilla por la que el consistorio permitía a las bicicletas circular por un espacio lateral o parte de las aceras acotado para ellas que antes eran del exclusivo uso de los peatones.

No obstante, dos años después de esta sentencia y un año después de que la reforma fuera anuncia por la DGT, el Reglamento de Circulación no se ha modificado y aunque algunas ciudades han utilizado distintas fórmulas en sus ordenanzas para matizar el actual Código de Circulación y permitir la circulación de las bicis por las 'aceras-bici', en otras urbes como Madrid, la circulación de las bicicletas por las aceras está terminantemente prohibida.