La CNMC pide conocer "lo antes posible" cómo se financiarán los costes de reubicación de la TDT por el segundo dividendo

Publicado 14/03/2019 13:16:26CET

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) considera "relevante conocer lo antes posible cómo se van a financiar los costes de reubicación de los distintos operadores públicos y privados y qué medidas de compensación se están planificando", en el marco del segundo dividendo digital que dejará libre la banda de 700 MHz, actualmente ocupada por la TDT.

El organismo estatal lo ve necesario "para poder valorar de forma global los cambios regulatorios y las implicaciones que desde la óptica de ayudas de Estado deben tenerse presentes". Así lo pone de manifiesto la CNMC en su informe sobre el proyecto de Real-Decreto por el que se aprueba el nuevo Plan técnico nacional de la Televisión Digital Terrestre (TDT).

En las conclusiones de su informe, la Sala de Supervisión Regulatoria de la CNMC valora "positivamente que se proceda a liberar la banda de 700 MHz para la prestación de servicios de comunicaciones electrónicas, y considera "muy positivo" que se garantice la continuidad de todas las licencias.

Además, aplaude que se contemple la evolución de todos los canales hacia la Alta Definición (HD) y se favorezca la evolución futura hacia la Ultra Alta Definición (UHD o 4K) y se prevea, en línea con la normativa comunitaria, que la banda 470-694 MHz sea utilizada para la prestación del servicio de TDT, al menos hasta 2030.

PLANIFICAR CON ANTELACIÓN "SUFICIENTE"

Para la Comisión, es "fundamental" que en el proceso de liberación de la banda de 700 MHz se conceda "la máxima importancia a planificar con antelación suficiente", en el correspondiente plan de actuaciones, las medidas necesarias para culminar con "éxito" el proceso y garantizar el debido consenso entre todas las entidades implicadas (administración, operadores y licenciatarios).

La CNMC propone que, para "evitar que se discrimine" a plataformas de difusión distintas a la TDT (como por ejemplo las satelitales), se modifiquen las condiciones que deben cumplir las iniciativas públicas en la extensión de la cobertura de la TDT.

De este modo, según aclara la CNMC, las Administraciones públicas podrían obtener la conformidad de los radiodifusores de TDT para difundir sus canales y contenidos (con anterioridad a que culminen los procedimientos de contratación), y que estos servicios de extensión de cobertura se presten sin contraprestación económica por parte de los radiodifusores, en cualquier plataforma tecnológica.

Asimismo, defiende que la explotación de redes de comunicaciones electrónicas que sirven de soporte para la difusión del servicio de televisión digital en zonas donde no exista cobertura del servicio de TDT deben ser calificadas como una actividad "no disponible al público en general, en lugar de intentar encajarlo en el régimen de la autoprestación".

Por ello, se propone introducir un nuevo supuesto de exención al régimen de comunicación previa, distinto del supuesto general de autoprestación contemplado en el artículo 6.2 de la Ley 9/2014, de 9 de mayo, General de Telecomunicaciones, que "encaje mejor con la naturaleza de la actividad realizada" y que consista en calificar la explotación de la red como "no disponible al público en general" que, además, no recibe contraprestación económica.

Por otro lado, concluye que el tamaño de pantalla establecido (igual o mayor de 24 pulgadas) a partir del cual serían de obligada incorporación las funcionalidades superiores (2160 líneas, H.265, DVB-T2, etc.) "puede ser excesivamente reducido".

"Alternativamente, podría establecerse para una 'gama media' de televisores, es decir, aquéllos dotados de pantallas con diagonales de entre 24 y 32 pulgadas, la obligación de incorporar el sintonizador para las emisiones en Alta Definición (HD) con una resolución vertical igual o superior a 1080 líneas", señala la Comisión, para después añadir que, en cualquier caso, es "fundamental consensuar con la industria especializada la razonabilidad de los requisitos técnicos y los plazos que se establezcan".

Según explica el organismo estatal en su informe, "se está condicionando el uso de los distintivos HD y UHD en pantalla, no solamente a la resolución de la emisión (técnicamente, el número de líneas verticales que conforman la imagen), sino también a las características técnicas de la emisión, lo que podría ser problemático".

En este sentido, se propone "condicionar el distintivo señalizado en pantalla únicamente a la resolución vertical de la emisión en curso, con independencia de las tecnologías de codificación y transmisión empleadas".

El Gobierno ha dado tramitación de urgencia para la aprobación del Real-Decreto. La mudanza de las frecuencias asignadas a la TDT tiene que producirse, según la determinación de las instituciones comunitarias, antes de junio de 2020. Esta banda se destinará principalmente a los servicios avanzados de comunicaciones electrónicas para impulsar los servicios de telefonía móvil de quinta generación (5G).

Contador

Para leer más