Actualizado 28/11/2011 13:17

Un coche de más de diez años de antigüedad es cuatro veces menos seguro que uno nuevo

MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los vehículos con una antigüedad mayor de diez años tienen un equipamiento de seguridad cuatro veces inferior en comparación con los coches que se han incorporado al mercado en los dos últimos años, según el Informe del Vehículo de Empresa, promovido por Arval.

Este documento resalta la "escasa penetración" de dispositivos de seguridad en los vehículos de mayor antigüedad del parque español. Así, el ESP es el equipamiento de seguridad más extendido y alcanza al 56% de los coches con un año de antigüedad, frente al 13% en los de más de diez años.

El texto apunta que este sistema de seguridad garantiza la estabilidad del vehículo y su instalación es obligatoria en todos los coches fabricados en la Unión Europea a partir de el presente ejercicio, aunque en la actualidad está presente en un 51% de los modelos en España.

Así, el 7% de los coches con diez años incorpora faros de xenon, frente al 24% de menos de un año, mientras que el 5% de los automóviles de más de una década disponen de control de aparcamiento (47% ahora) y un 1% de GPS (11% en los modelos actuales).

El documento de Arval pone de manifiesto que los vehículos de empresa disponen de más elementos de seguridad debido a su edad media, que ronda los cuatro años. El dispositivo más extendido es el ESP, con un 72% del total, seguido de los faros de xenon, con un 57% del total, o del control de velocidad, con un 56%.

El director de Informe, Alejandro Madrigal, explicó que estos datos reflejan la importancia de fomentar el vehículo de empresa como medida para contribuir al rejuvenecimiento del parque automovilístico español, que es el "más viejo de Europa".