Actualizado 12/06/2007 21:51 CET

Condenados a 10 y 12 años de cárcel dos Latin Kings por participar en una violación en grupo a una menor

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a 10 y 12 años de prisión a los presuntos 'Latin Kings' Walter Patricio Y.T y Pablo Efraín V.E., conocido como 'King Pinky', respectivamente, por participar en una violación en grupo a una menor española, que tuvo lugar el 6 de diciembre de 2005 en el municipio madrileño de Collado Villalba. Además, ha absuelto a Giovanny José C.V., conocido como 'King Cano' e implicado en la causa contra 14 presuntos cabecillas de esta banda latinoamericana juzgada recientemente, de los seis delitos de agresión sexual por los que había sido acusado.

En una sentencia hecha pública hoy, a la que tuvo acceso Europa Press, el tribunal condena a Walter Patricio Y.T y a Pablo Efraín V.E., ambos de nacionalidad ecuatoriana, como autores responsables de un delito continuado de violación y les impone una indemnización de 120.000 euros que deberán pagar, conjunta y solidariamente, a la víctima por los daños morales derivados de la violación, que se llevó a cabo por seis personas, tres de ellas no identificadas. La joven se quedó embarazada, pero abortó.

En los hechos probados, la resolución relata que el 6 de diciembre de 2005 Giovanny José C.V. llamó a la joven, de 17 años, para quedar con ella a las seis de la tarde en la estación de autobuses de Collado Villalba. Walter Patricio Y.T la recogió en el lugar, pensando ésta que se trataba de Giovanny.

El condenado la llevó entonces hasta la parte trasera del Instituto María Guerrero. Poco después, apareció Pablo Efraín V.E. junto con Mauricio Alexander C.P., menor de edad, y otros cuatro jóvenes no identificados. A continuación, los jóvenes abusaron sexualmente de la menor uno a uno, mientras que Walter Patricio Y.T lo presenciaba a escasos metros.

"Mientras que la joven era forzada sexualmente por Pablo, Mauricio la sujetaba del brazo y uno de los desconocidos por las piernas", relata la sentencia, que añade que la menor comenzó a llorar, intentando defenderse con un cigarro.

Mauricio Alexander C.P, que reconoció en la vista oral que Pablo Efraín violó a la menor, será juzgado por la jurisdicción de menores, mientras que el resto de los agresores no han podido ser identificados debido a que ocultaban sus rostros con gorros y bragas.

ABSOLUCIÓN DE GIOVANNY

El tribunal justifica la absolución de Giovanny José C.V. en que su participación en los hechos "no es clara" y, por tanto, "ha de operar el principio in dubio pro reo". Pese a que la menor le reconoció como una de las personas que la violaron, la Sala señala en la sentencia que su mera presencia en el juicio pudo determinar la acusación.

"El que Giovanny hubiera llamado a la menor por teléfono por la mañana tampoco permite asegurar que tomara parte en los hechos", recoge la resolución respecto al procesado, quien sostuvo en el juicio que llamó a la joven, pero que después pasó su teléfono a Walter y a Pablo.

Giovanny José C.V. fue juzgado el pasado mayo por la Audiencia madrileña en el juicio contra los presuntos cabecillas de los 'Latin Kings' en España, acusados de pertenencia a banda ilícita y de toda una variedad de actos violentos.

SENTENCIA RECURRIDA

El abogado Luis Mansal, que ejerce la defensa de Walter Patricio Y.T, señaló a Europa Press que ya ha interpuesto un recurso de casación ante el Tribunal Supremo contra la sentencia, al entender que no ha quedado acreditado que su cliente participara en la violación a la menor. Además, hizo hincapié en que la agredida incurrió en contradicciones durante su declaración y no reconoció la cara de sus agresores en la vista oral.

En el juicio, Walter negó haber participado en la violación y explicó que vio a Pablo Efraín con los pantalones bajados forzando a la chica, que estaba llorando. "Entonces empujé a Pablo Efraín, y a los demás chicos que estaban allí mirando les dije que se fueran", relató a la Sala.

Por su parte, Pablo Efraín relató que encontró a Walter y a la chica "besándose" de manera consentida por ambos, y aseveró que sus amigos le culparon de la violación por el hecho de que ya ha estado en prisión por otra agresión sexual.