La Conferencia Episcopal precisa que "es distinto no oponerse" a la exhumación de Franco a decir que "la Iglesia apoya"

Luis Argüello, nuevo Secretario General de la Conferencia Episcopal
CEE - Archivo
Publicado 21/02/2019 10:13:09CET

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la Conferencia Episcopal (CEE), Monseñor Luis Argüello, ha admitido que la Iglesia no se opondrá a la exhumación de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos si se cumplen las condiciones necesarias para ello, pero ha precisado que una "una cosa es no oponerse y otra decir que lo apoya".

Argüello, en una entrevista en la Cadena Cope recogida por Europa Press, se ha referido a la carta enviada por el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, el 14 de febrero a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, sobre la exhumación de los restos mortales del general Franco.

En este sentido, el secretario de la CEE ha recordado que en dicha misiva, Parolín "reitera que la Iglesia, si se cumple el ordenamiento juídico y con decisión de las autoridades competentes,
no se opone a la exhumación".

Argüello ha añadido al respecto que "el secretario de Estado, como por otra parte el Obispo de la diócesis de Madrid y el Abad del Valle de los Caídos dice que cuando el acuerdo entre el gobierno y la familia se produce o, si no hay acuerdo, cuando las autoridades judiciales diriman cuál es la decisión final, la iglesia no se opone". Pero, según Argüello, "es distinto decir que la Iglesia no se opone a decir que la iglesia apoya la exhumación".

Asimismo, ha recordado que Parolín, en su carta, "ha vuelto a decir lo que dijo en octubre en una nota en la que tuvo que salir al paso de las declaraciones de la vicepresidenta", en relación a la reunión mantenida en el Vaticano entre Carmen Calvo y el secretario de Estado.

Argüello ha recordado además los acuerdos entre la Santa Sede y el Estado español sobre el "respeto a los templos (...) como en cualquier lugar dedicado al culto", al ser preguntado por por la posibilidad de exhumar los restos sin acuerdo entre las partes o sin autorización judicial.

Contador