Actualizado 29/06/2012 16:16 CET

Cruz Roja alerta de los accidentes de tráfico causados por medicamentos y drogas en su última campaña de prevención

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cruz Roja Española ha puesto en marcha una nueva edición de la campaña de prevención de accidentes 'En la carretera, quiérete mucho' en la que advierte que los medicamentos y las drogas también causan accidentes.

Por ello, la recomendación de Cruz Roja es leer detenidamente los prospectos de los medicamentos y advertir de la condición de conductor al personal médico cada vez que recetan un fármaco, para que puedan seleccionar el que menos afecte a dicha actividad. Además, recuerda que el consumo de alcohol, que es incompatible con la conducción, empeora drásticamente los efectos de drogas y medicamentos sobre las capacidades del conductor, recuerda la organización.

Esta campaña consta de varios materiales informativos, como el Manual del Buen Conductor, con recomendaciones que deben seguir el conductor y los ocupantes del vehículo y consejos sobre la preparación del coche antes de iniciar un viaje por carretera, la 'Conducta A.V.A' (Advertir los posibles riesgos; Valorar el peligro que conllevan y Adoptar una actitud segura), y la 'Conducta P.A.S' (Proteger el lugar; Avisar a los servicios de emergencia y Socorrer a las víctimas).

Cruz Roja ha señalado que la conducción tras el consumo de drogas incrementa entre 2 y 7 veces la probabilidad de sufrir un accidente en carretera. Igualmente, añade que las drogas causan alteraciones en la atención, la capacidad de decisión, la memoria, la visión y la percepción, y reducen la capacidad de reacción y de coordinación durante la conducción.

En medicamentos, los psicofármacos son los que más afectan a la conducción (ansiolíticos, antidepresivos, hipnóticos, tranquilizantes), pero otros grupos de medicamentos ampliamente consumidos, como los que se utilizan para controlar los síntomas de las alergias, pueden causar somnolencia. También colirios, pomadas oftálmicas, o algunos medicamentos para tratar los resfriados pueden aumentar el peligro al volante.