Actualizado 18/07/2012 21:33 CET

El CSIC mantiene remanente para pagar a los científicos a pesar de los retrasos en el pago de la Tesorería

Probetas de laboratorio
CSIC

MADRID, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), pertenenciente al Ministerio de Economía y Competitividad, mantiene el remanente para pagar a su cerca de 15.000 trabajadores, de los que 3.000 son doctores de plantilla, a pesar de los retrasos que se están dando en el pago de la Tesorería.

Así se desprende de un correo electrónico interno de carácter técnico y difundido a los gerentes de los centros de investigación, al que ha tenido acceso Europa Press, con origen en la Secretaría General Adjunta de Actuación Económica de la propia institución (SGAAE).

En este sentido, fuentes del CSIC han asegurado a Europa Press que el Consejo tiene liquidez para realizar sus pagos, aunque ésta es inferior a la de años anteriores, debido a dicho retraso y a que recibe menos financiación desde los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Precisamente, las cuentas del CSIC se han visto reducidas hasta en un 25 por ciento en los últimos cuatro Presupuestos Generales del Estado, al mismo tiempo que en un decreto aprobado el 30 de diciembre de 2011 el Ejecutivo decidió dar un 'tijeretazo' de 600 millones de euros a la I+D+i.

UN RETRASO EN LAS TRANSFERENCIAS

El texto enviado señala que "en los últimos años, el CSIC ha sufrido un fuerte recorte en las transferencias recibidas del Ministerio de adscripción y ello, sumado a la disminución de los ingresos que se obtienen para el desarrollo de la actividad investigadora y el retraso en el cobro de parte de las subvenciones, ha originado problemas de falta de liquidez en la tesorería de esta Agencia".

Además, apunta que, como consecuencia de la aprobación del nuevo presupuesto, se están haciendo regularizaciones por parte de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) y del Tesoro, de forma que en los últimos días éste "todavía no ha ingresado las transferencias corrientes y de capital del mes de mayo, ni del mes de junio".

Este mismo mail recalca que, "en tanto en cuanto no se reciban ingresos en las cuentas del organismo y para asegurar el pago de las obligaciones ineludibles de esta Agencia (nómina del personal, seguridad social, tributos, devoluciones a Tesoro e intereses de demora) se debe proceder a paralizar, o al menos retrasar, los pagos".

En este sentido, fuentes del CSIC explican que, hasta la fecha, el órgano científico había conseguido ser el que pagaba sus facturas de forma más puntual entre todas las instituciones públicas, si bien estos últimos retrasos en las transferencias del Tesoro han obligado a recordar que, como establece la Ley, los pagos pueden dilatarse hasta en 40 días.

Por otro lado, en el texto enviado a los gerentes del CSIC se solicita colaboración de los Centros e Institutos cuantificando y comunicando a la SGAAE los importes pendientes de ejecución de subvenciones obtenidas en régimen de concurrencia competitiva, cuyo plazo de ejecución finalice a lo largo de este ejercicio. Con esta información se negociarían prórrogas con las diferentes entidades financiadoras.

AUSTERIDAD EN EL USO DE LOS MEDIOS

Teniendo en cuenta la situación actual, desde la cúpula del CSIC ya se había recomendado a los investigadores que sean responsables en el uso de los medios y lleven a cabo medidas de ahorro energético, entre otros puntos.

Además, desde el CSIC aseguran que se seguirán realizando compras eficientes del material y de los equipos de investigación, al mismo tiempo que los gastos derivados de los viajes y de las dietas de los científicos, y la inscripción a sus congresos se hará como hasta ahora, a través de los proyectos de investigación.