La DGT recomienda evitar el coche en varias carreteras de CyL y Madrid ante un nuevo temporal de nieve

Coches atrapados en la AP-6 por el temporal de nieve
TWITTER
Actualizado 13/01/2018 15:07:22 CET

MADRID, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha recomendado a los conductores informarse del estado de circulación de las carreteras antes de coger el coche ante las "intensas nevadas" que ya afectan a algunos puntos de Castilla y León y de la Comunidad de Madrid y, si no es imprescindible, evitar circular "hasta que se vea la evolución del temporal" en las vías afectadas.

A través de un comunicado, la DGT ha informado de que las carreteras afectadas por las nevadas son las autopistas AP-6 (Villalba-Adanero), AP-61 (Segovia-San Rafael), AP-51 (Ávila-Villacastín), AP-1 (Burgos-Miranda de Ebro), AP-66 (León-Oviedo); así como las autovías A-1 (desde El Molar hasta Burgos), A-67 (de Palencia a Santander), A-62 (de Palencia a Burgos) y A-231 (de Osorno a Burgos).

La DGT ha recordado la previsión de nevadas en todas las provincias de Castilla y León, Comunidad de Madrid, Comunidad Foral de Navarra, Ourense, La Rioja, Huesca, Cantabria y Guadalajara, y ha enumerado las medidas de regulación del tráfico que se podrían tomar para "garantizar la seguridad".

Entre estas prevenciones figuran la restricción de la circulación de vehículos pesados, la restricción a la circulación de vehículos sin neumáticos de invierno o cadenas, la limitación de la velocidad y la prohibición de adelantamientos, los cortes totales preventivos y el seguimiento obligatorio de desvíos alternativos.

Por último, la DGT ha señalado que los usuarios de las vías deben prestar atención a la señalización en los paneles de mensajes variables y a las indicaciones de los agentes de la Guardia Civil.

El sábado pasado, la nieve caída obligó a cortar decenas de carreteras en varios puntos del país, incluida la A-6 en la sierra de Madrid y la AP-6 en varios puntos, donde decenas de vehículos quedaron atrapados y tuvieron que ser rescatados por la Unidad Militar de Emergencias, tras pasar la noche en la carretera.