Actualizado 16/01/2011 13:56 CET

Ecologistas e ingenieros piden frenar los sectores que más deforestan

Bosque tropical
WIKIMEDIA COMMONS

Ecologistas en Acción ha programado unas 200 actividades, que se celebrarán durante todo el año

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las organizaciones Greenpeace, Ecologistas en Acción (EeA) y WWF España, así como el Colegio de Ingenieros Técnicos Forestales (CITF) y la Sociedad Española de Ciencias Forestales han pedido frenar los sectores industriales que lideran la deforestación --concretamente, el avance de la ganadería y la agricultura--, reforzar la inversión económica de los bosques y darles "la importancia que tienen porque tradicionalmente se han valorado por los recursos materiales que generan como la madera y el papel, pero también son esenciales por sus valores ecosistémicos, como el suministro de oxígeno".

Así, con motivo de la celebración del Año Internacional de los Bosques en 2011, el responsable de la Campaña de bosques de Greenpeace, Miguel Ángel Soto, ha concretado, en declaraciones a Europa Press, que en Indonesia "hay que parar las plantaciones de palma de aceite y papel", ya que, según ha denunciado, "todavía se sigue fabricando papel obtenido de la destrucción de bosques tropicales", así como que hay que reforzar los esfuerzos en Brasil y en la cuenca del Congo.

Por su parte, el coordinador de EeA, Theo Oberhuber, ha defendido que los Estados "deben tomar medidas específicas" y que "una de las acciones que facilitaría que cambiase la situación sería la creación de comités nacionales". También ha criticado que en países pobres como Indonesia hay actuaciones de explotación forestal para su consumo en los países ricos "que están destruyendo los bosques primarios más importantes del mundo, como los de palma de aceite" y ha calificado esta situación de "muy grave".

Mientras, el responsable del Programa de bosques de WWF España, Félix Romero --que ha definido como "erróneo" afirmar que en España hay deforestación y que ha abogado por recuperar la visión de política forestal de Estado porque, a su juicio, "se ha perdido"-- ha precisado que las políticas más importantes deben generar una "fiscalidad justa" con los bosques. Así, ha pedido que, "puesto que es más beneficioso para la sociedad consumir un producto ecológico que uno contaminante, los productos forestales deberían estar en un primer plano pagando menos impuestos".

Asimismo, ha señalado que las medidas "más serias" para conservar los bosques "pasan por que la población pueda vivir vinculada al uso del bosque, obteniendo un beneficio económico recompensado justamente por las políticas económicas". También ha criticado que actualmente "una gestión forestal responsable compite con productos mucho más baratos y contaminantes y que no se está diferenciando en el mercado la huella ecológica".

Además, ha explicado que la quema de biomasa forestal de un bosque gestionado de forma sostenible y certificado "aseguraría conservar el bosque y su biodiversidad".

PREOCUPACIÓN POR LAS PLANTACIONES DE EUCALIPTO EN ESPAÑA

Soto también ha mostrado su preocupación por las plantaciones de eucalipto en España que, según ha concretado, ocupan unas 800.000 hectáreas y ha defendido que este es uno de los sectores que debe dar un paso adelante. En este sentido, ha explicado que el sector papelero está originando "muchos problemas" a la conservación de los bosques en España y que "tiene que hacer una apuesta decidida por consensuar un modelo de gestión de las plantaciones de eucalipto menos agresivo para los recursos naturales".

Por su parte, el Decano del Colegio de Ingenieros de Montes, Carlos del Álamo, ha explicado que "tiene que reforzarse la inversión económica en los bosques, sobre todo en España". Así, ha indicado que el monte español, salvo los bosques de eucalipto y algunas especies de pino en la cornisa cantábrica, "ha dejado de tener interés económico porque no suministran materias primas a la industria forestal". "Por ello se han cerrado bosques y ese es el mayor riesgo que tienen, la falta de uso y aprovechamiento, lo que provoca su abandono y los incendios forestales", ha relatado, al tiempo que ha asegurado que "el monte rentable no arde".

Asimismo, el vicepresidente de la Sociedad Española de Ciencias Forestales, Rafael Serrada, ha lamentado que no se aprovechan los productos generados por los bosques, como la energía y la madera estructural y que "la sociedad ha generado una percepción de la estructura y del funcionamiento del bosque como algo muy estático cuando la realidad es que son comunidades de seres vivos que están en constante evolución y que necesitan un estudio profundo".

Por último, Oberhuber, que ha denunciado que "la mayoría de los bosques no tienen ni siquiera un plan de gestión y ordenación", ha explicado que EeA ha preparado unas 200 actividades para concienciar a los ciudadanos y reivindicar ante las Administraciones que se lleven a la práctica las medidas que la organización ecologista defiende. Asimismo, el responsable del Programa de bosques de WWF España ha comentado que, entre otras actividades, la ONG ha preparado un encuentro internacional en España para analizar la situación actual del mercado de la madera tropical en el mundo.