España cae al undécimo puesto del ranking europeo sobre la situación de los derechos de las personas LGTBI

Arcópoli denunciará ante la Comunidad al Obispado de Alcalá por la polémica de los cursos sobre homosexualidad
MARTA FERNÁNDEZ/EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 13/05/2019 17:34:15CET

   MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

   España ha caído al undécimo puesto en la última edición del informe anual sobre la situación de los derechos de las personas LGTBI en Europa, la posición más baja desde el año 2010 cuando la entidad internacional 'ILGA Europa elaboró el ranking europeo por primera vez. De esta forma, España deja de estar entre los 10 países de Europa más respetuosos con el colectivo LGTBI, al descender de la posición número 9 a la 11 en un año.

   Desde la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB), su presidenta, ha dicho que se trata de "una caída en picado". "España llegó a posicionarse en 2011 como segundo país europeo donde más reconocidos estaban los derechos del colectivo LGTBI. Desde entonces, ha ido descendiendo progresivamente hasta quedarse fuera de los 10 primeros puestos, lo que nos sitúa en una situación verdaderamente preocupante", ha advertido.

   Según este estudio, Malta, Bélgica, Luxemburgo, Finlandia, Dinamarca, Noruega, Portugal, Reino Unido, Francia y Suecia tienen mejores legislaciones en materia LGTBI que España, tal y como destacan desde la FELGTB, entidad miembro de ILGA Europa.

   En el informe de ILGA Europa, publicado con motivo del Día Internacional contra la LGTBIfobia que se celebra el 17 de mayo, destacan que el descenso se debe a la falta de una legislación que garantice los derechos de las personas LGTBI en todo el territorio estatal.

   Según ha subrayado la FELGTB, algunos aspectos "fundamentales" como la prohibición de las terapias de reconversión, la creación de políticas para el fomento del empleo de las personas 'trans' o el establecimiento de medidas para erradicar la discriminación contra el colectivo en los ámbitos sanitarios o educativos sólo están aprobados en determinadas autonomías.

   ILGA Europa también señala como causa de la caída la falta de reconocimiento del derecho a la autodeterminación del género que existe en España, ya que en la actualidad, las personas trans tienen que ser diagnosticadas de 'disforia de género' para hacer que sus documentos oficiales coincidan con su identidad. Además, solo pueden hacerlo tras dos años de tratamiento hormonal y si son de nacionalidad española y mayores de edad.

"ESTANCAMIENTO" EN MATERIA DE DDHH

   En esta línea, Sangil ha alertado de que esto "es un claro signo del estancamiento en materia de reconocimiento de derechos humanos que está sufriendo España en los últimos años". A su juicio, España es el país "pionero en el avance hacia la igualdad de derechos" con la aprobación del matrimonio igualitario y de la Ley 2007 que permite el cambio registral de nombre y género sin necesidad de procedimientos judiciales ni de cirugías.

    Pero en su opinión, desde entonces se ha visto "una clara paralización en cuanto a la aprobación de medidas estatales para garantizar la igualdad real del colectivo", ha dicho Sangil. "Es solo cuestión de voluntad política, por lo que exigimos al nuevo Gobierno que asuma sus compromisos y apruebe de una vez por todas la Ley de Igualdad LGTBI, así como la modificación de la Ley 3/2007", ha incidido.

   En este sentido, Sangil ha recordado que mientras no esté aprobada, "el reconocimiento de los derechos del colectivo sigue dependiendo de las normativas autonómicas". Por ello, ha animado a la población a votar "en favor de la igualdad social" el próximo 26 de mayo cuando se celebran las elecciones autonómicas y municipales "para no dar ni un paso atrás".

   Por otro lado, desde 'Kifkif', la Asociación de Migrantes y Refugiados LGTBI de Madrid, han hecho hincapié en que según este informe España es el sexto mejor país europeo para solicitantes de asilo LGTBI de los 49 estados analizado. Asimismo, España se mantiene entre los países más avanzados en Europa en esta materia.

   "Pese a esta posición aparentemente positiva, la realidad es que España solo resolvió favorablemente 1 de cada 4 solicitudes de asilo en 2018, una tasa de admisión muy por debajo de los principales países europeos de acogida", ha apostillado el presidente de KifKif, Samir Bargachi.

   A su juicio, "a menudo" muchas de las personas que huyen debido a su orientación sexual, expresión o identidad de género "se encuentran de nuevo con la LGTBIfobia en España". "Nuestros integrantes denuncian abusos y otras formas de violencia en los dispositivos de acogida por parte de otros refugiados, que con frecuencia provienen de los mismos países de los que huyen", ha añadido.

   Asimismo, ha hecho hincapié en que 19 de los 49 Estados analizados no disponen de ningún instrumento jurídico para las personas LGTBI solicitantes de protección internacional, 16 de los cuales no forman parte de la Unión Europea.

   Para la elaboración de esta clasificación, ILGA Europa ha tenido en consideración seis criterios: igualdad y no discriminación, familia, delitos de odio, reconocimiento legal del género e integridad corporal, libertad de expresión, reunión y asociación y, por último, derecho al asilo.

Contador

Para leer más