FAPE condena las amenazas y acoso del Gobierno brasileño de Bolsonaro al periodista Glenn Greenwald

Publicado 31/07/2019 14:38:40CET
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en un acto reciente.
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en un acto reciente.-/GDA via ZUMA Wire GDA via ZUMA / DPA

MADRID, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) se ha sumado a la Federación Internacional de Periodistas (FIP) y a su afiliada brasileña, la Federação Nacional dos Jornalistas (FENAJ), en su condena a la persecución del periodista Gleen Greenwald y pide a la comunidad internacional que denuncie los ataques del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, contra la libertad de información.

Bolsonaro ha amenazado públicamente con encarcelar al periodista estadounidense Glenn Greenwald tras la publicación de información que revelaría corrupción y una persecución judicial contra el expresidente Lula da Silva.

El caso comenzó el 9 de junio con la publicación de una serie de conversaciones filtradas que comprometían a Sergio Moro, antiguo juez y actual Ministro de Justicia. Según estas publicaciones, Sergio Moro aconsejó y dio información estratégica a los fiscales cuando juzgaba la investigación del caso de corrupción Lava Jato para ayudar a encarcelar al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, más conocido como Lula.

"Estas revelaciones revelaron una supuesta coordinación ilegal entre el juez y los fiscales para moldear y dirigir las pruebas durante el juicio contra Lula", apuntan desde la FAPE, que considera la reacción de Bolsonaro como un intento de "amordazar el trabajo de investigación de Glenn Greenwald", que ha denunciado haber recibido amenazas de muerte, incluyendo referencias a sus guardias de seguridad privada, su casa, las actividades de su hijo y su vida privada.

"El periodista, ganador del Premio Pulitzer, también ha sido víctima de una violenta campaña de acoso en línea llamada #DeportGlennGreenwald, orquestada por los partidarios de Bolsonaro y que ha estado de moda en Brasil", añaden desde FAPE. "Las autoridades brasileñas, en vez de proteger la libertad de prensa, están atacando y amenazando a un periodista por hacer su trabajo y dar información de interés público", denuncia.

Para leer más