El Fiscal pide 21 años de cárcel para el acusado de asesinar a un hombre que le recriminó su olor, en Cartagena

Actualizado 08/02/2013 12:53:52 CET

MURCIA, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Fiscal solicita 21 años y seis meses de cárcel para un individuo acusado de asesinar de una cuchillada a otro hombre que le había recriminado previamente al agresor su mal olor y le había conminado a trasladarse de sitio por este motivo, dada su proximidad.

Además, el Ministerio Público pide, en concepto de responsabilidad civil, una indemnización de 110.000 euros para la esposa del fallecido; así como 46.000 euros a cada uno de los tres hijos menores de la víctima.

El individuo será juzgado a partir de este lunes, 11 de febrero, por la Sección 5 de la Audiencia Provincial, y la vista prevé extenderse hasta el próximo viernes, 15 de febrero, según las conclusiones provisionales del Fiscal a las que ha tenido acceso Europa Press.

Los hechos se remontan al 8 de octubre de 2010, sobre las 22.30 horas, cuando la víctima mortal, de 38 años, se encontraba en compañía de su yerno y de su hijo menor sentado en un banco de la plaza Juan Calero de la diputación cartagenera de Los Dolores, e inició una discusión con el acusado, D.R.C.G., que entonces tenía 39 años.

En concreto, recriminó al acusado su mal olor, y le conminaba a trasladarse de sitio dada su proximidad, por lo que el procesado decidió abandonar el lugar. Sin embargo, transcurridos 15 minutos, retornó a la plaza "sorpresivamente" provisto de un cuchillo de grandes dimensiones, sin que la víctima pudiera percatarse de su presencia.

De forma súbita, el agresor abordó al hombre por la espalda y le asestó una puñalada por el costado "guiado por el ánimo de acabar con su vida o aceptando la posibilidad de que éste resultado se produjese", según sostiene el Ministerio Público en su escrito de conclusiones.

El acusado emprendió entonces la huida inmediata del lugar, causando al agredido una herida penetrante en el hemitórax izquierdo, entre el sexto y el séptimo espacio intercostal, que penetró en la cavidad abdominal.

Pese a ser trasladado de forma inmediata al Hospital Santa María del Rosell de Cartagena, la herida provocó la muerte de la víctima por shock hipovolémico a las 00.45 horas, antes de que pudiera ser intervenido quirúrgicamente, según las mismas fuentes.

El fallecido contaba con 38 años de edad, convivía con su esposa y los tres hijos menores nacidos fruto del matrimonio, todos los cuales dependían económicamente de él.

Posteriormente, en la madrugada del 2 de noviembre, de 2010, el acusado depositó una carta manuscrita en la puerta del domicilio de un vecino de Los Dolores, en la que manifestaba que se encontraba refugiado en una cueva de Cala Cortina, en Cartagena.

La misiva llevaba adheridas dos llaves, con la indicación de la dirección del domicilio habitual del acusado. Esta información provocó que una dotación del Cuerpo Nacional de Policía, el 4 de noviembre, estableciera un dispositivo de vigilancia en las inmediaciones de Cala Cortina.

El acusado fue localizado por los agentes, que le instaron a ir a dependencias policiales con el fin de proceder a su plena identificación, pero el individuo se opuso "activamente a ello", adoptando una actitud "desafiante" frente a los policías, a los que acometió repetidamente empuñando un cuchillo de grandes dimensiones que extrajo de uno de sus calcetines, explica el Fiscal.

A continuación, el acusado se refugió en una cueva. Tras solicitar el necesario apoyo policial y sin que depusiera en ningún momento su actitud agresiva, el individuo fue finalmente detenido.

El acusado se encuentra privado provisionalmente de libertad por esta causa desde el 6 de noviembre de 2010.

En concreto, el Fiscal considera al acusado responsable de un delito de asesinato por el que pide la pena de 20 años de prisión; así como de un delito de atentado por el que solicita la pena de un año y seis meses de prisión.