El Fiscal de Seguridad Vial dará unas "pautas generales" tras el endurecimiento de las penas por imprudencia al volante

Publicado 14/03/2019 14:58:23CET
EUROPA PRESS

El piloto de rallys Albert Llovera apuesta por aumentar la velocidad "hasta 130 o 140" en autopistas

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Fiscal Coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, ha asegurado que dará unas "pautas generales" a los fiscales tras estudiar "muy bien" la reforma Código Penal que endurece las penas por imprudencias al volante.

Así lo ha manifestado este jueves 14 de marzo en declaraciones a Europa Press el Fiscal Coordinador de Seguridad Vial, tras participar en una mesa redonda en la Feria Motortec Automechanika.

"Estamos en un momento de reflexión y estudio de la reforma, las leyes hay que estudiarlas y eso exige un tiempo, aunque ya esté en vigor", ha señalado Vargas, destacando que la norma "se está aplicando ya, está vigente".

La reforma del Código Penal aprobada por el Congreso endurece las penas por imprudencias al volante, al incluir como agravantes el exceso de velocidad y el consumo de drogas o alcohol y que vuelve a penalizar las lesiones causadas por estas conductas, además de sancionar el abandono del lugar del accidente.

Esta reforma, según ha explicado Vargas, da un mensaje sobre la "relevancia" de las normas de seguridad vial. "Cuando hay notoria gravedad en la infracción de esas normas se posibilita unas subidas muy importantes de la pena", ha precisado.

En este sentido, ha añadido que con la reforma se transmite un mensaje "sobre la importancia y el respeto de las normas"; va a haber "más procedimiento penal"; y se crea la figura del lugar del accidente, "como un llamamiento a la solidaridad, a pararse cuando hay un accidente".

"Estamos en la aplicación de esta nueva ley sobre la imprudencia para que sea útil, beneficiosa y equilibrada", ha subrayado Vargas, al tiempo que ha apostado por apoyar "más todavía" la investigación científica sobre la seguridad vial "para salvar vidas".

UNA LEY UTÓPICA QUE ACABE CON LAS PRISAS AL VOLANTE

Durante su intervención en la mesa redonda, ha expresado su deseo de que exista una "ley utópica" cuyo artículo 1 dijera que "se acaban las prisas en el tráfico". "El vehículo es un espacio de tranquilidad y de no tensiones. Habría que crear un espacio en el vehículo de concentración, de atención", ha comentado.

Para el fiscal Coordinador de Seguridad Vial, lo que más le ha motivado y llevado a luchar y esforzarse en su posición de fiscal son "los relatos de las víctimas de accidente de tráfico". "Me han ayudado mucho. Me toca ver en el papel los accidentes y las actitudes de los conductores", ha apuntado.

En su opinión, en seguridad vial "siempre hay que mantener la actitud de coraje" y "vencer resistencias y actitudes". "Coraje porque nos enfrentamos a tragedias diarias evitables. Nuestro país es capaz de luchar por un ideal, el de cero accidentes", ha explicado.

En este contexto, ha destacado que la educación "es clave" y ha apostado porque "toda la sociedad se convierta en educador", así como en "avanzar en el vehículo" y apoyar "decididamente" la investigación científica en tecnología para "salvar vidas".

Asimismo, ha incidido en la importancia de difundir que cumplir las normas de seguridad vial "es algo bueno". "Las normas de seguridad vial son claves, son esenciales. Nos jugamos la vida, la integridad física y el bienestar. Es clave la prevención, los controles de velocidad y los controles de alcohol y drogas", ha sentenciado.

LA DGT APUESTA POR TRABAJAR EN EL VEHÍCULO Y LA INFRAESTRUCTURA

Por su parte, la subdirectora Adjunta de Circulación de la DGT, Ana Blanco, ha hecho hincapié en dar un "giro de tuerca" y trabajar en el vehículo y la infraestructura, ya que "ciertos dispositivos pueden mejorar la seguridad" y proporcionar un sistema para que un accidente "no tenga un resultado de lesiones graves".

"Podemos seguir mejorando, somos de los mejores países con los mejores indicadores en seguridad vial. Hay que continuar en perfilar nuevas medidas y nuevas actuaciones", ha defendido Blanco, quien ha resaltado que es "de urgente implantación" la velocidad de 30 km/h en las ciudades.

Sin embargo, el piloto de rallys Albert Llovera, ha propuesto subir el nivel de velocidad en autopista "hasta 130 o 140" para mejorar la seguridad vial. "Circulando por Europa el ritmo es más alto. 120 provoca accidentes y aburrimiento", ha defendido.

Durante el debate, la directiva de la Asociación Nacional de Amputados (Andade) Noemí Antolín ha señalado que hay que ser "muy prudentes" a la hora de acudir a socorrer a alguien en un accidente de tráfico. "Tenemos que concienciar más la seguridad vial. Las campañas de la DGT están bien pero son insuficientes", ha concluido.