Actualizado 26/01/2012 22:36 CET

El Gobierno se compromete a "luchar por todos los medios" para preservar la seguridad de Israel

Acto En Recuerdo A Las Víctimas Del Holocausto En El Senado
EUROPA PRESS

MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo ha afirmado el compromiso del Gobierno de "luchar por todos los medios" para preservar la seguridad del Estado de Israel, durante un acto de conmemoración en el Senado con motivo del Día Oficial de la Memoria del Holocausto y la Prevención de los Crímenes contra la Humanidad que se celebra este viernes.

Así, García-Margallo ha indicado que, para que un Holocausto como el judío no se vuelva a producir, el Gobierno también se compromete a que en el acuerdo de paz se garantice la seguridad del Estado de Israel y del Estado Palestino; a hacer lo posible para preservar los acuerdos con Egipto y Jordania que, según ha indicado, "son pilares básicos de la paz en la región"; a alentar a las nuevas diplomacias árabes a reconocer la realidad de Israel.

Además, ha apuntado un cuarto compromiso tanto del Gobierno como de Su Majestad el Rey, de hacer lo posible y de utilizar su influencia para que el entendimiento entre los pueblos que combaten actualmente en Oriente Medio sea pronto una realidad.

El acto ha sido presentado y concluido por el presidente del Senado, Pío García-Escudero, Pío Escudero que ha reiterado su "firme compromiso" con la defensa activa de los derechos humanos, un compromiso "solidario", según ha indicado, "que constituye la mejor barrera frente a la amenaza siempre latente de que en cualquier lugar del mundo haya quienes puedan llegar a concebir o ejecutar actos criminales contra la humanidad".

Según ha recordado, "más allá del exterminio físico, la pretensión última de los nazis era la deshumanización y degradación absoluta de quienes, en su delirio absoluto, etiquetaban como infrahumanos a judíos, gitanos, presos políticos, homosexuales y discapacitados". No obstante, ha señalado que, aunque con la fuerza de las armas, los nazis y sus cómplices fueron capaces de proceder al exterminio físico de millones de inocentes, "nada pudieron hacer contra el coraje y la resistencia que sus víctimas opusieron para defender su propia dignidad.

Por ello, ha indicado que, 67 años después de la liberación del campo de exterminio de Awsvitch y de la derrota del nazismo, hay que "mantener viva la memoria de las victimas" y "no bajar la guardia nunca para proclamar "que los derechos humanos no se pueden relativizar, que no caben fronteras políticas, ideológicas, culturales ni religiosas cuando está en juego la vida, la libertad y la dignidad de un ser humano".

"Recordemos lo que ocurrió para así combatir lo que hoy ocurre. Condenemos a quienes hoy aún pisotean los DDHH, defendamos sin escatimar esfuerzos a sus víctimas y respaldemos a quienes valientemente luchan contra esa justicia aún a riesgo de su vida y de su libertad. Porque no sólo son culpables los verdugos, el individuo también es responsable de su obediencia y de su indiferencia y sólo con una conciencia limpia podremos pronunciar la palabra paz como un compromiso vivo", ha subrayado.

Asimismo, ha intervenido en el acto el presidente de la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE), Isaac Querub Caro, que ha invitado a reflexionar sobre el Holocausto en común para mirar al presente teniendo en cuenta el pasado, también en España que, según ha advertido, "no queda exenta de embates antisemitas", actos que, a su juicio, no deben considerarse como "un asunto trivial".

Además, ha defendido que la Shoá "no fue una fantasía ni una hipótesis" y ha subrayado que su existencia "no es un asunto opinable" pues no fue sólo un crimen contra los judíos, sino "el mayor crimen contra la humanidad". Por ello, ha denunciado la negación de la historicidad del Holocausto así como que "algunos regímenes políticos totalitarios no se limitan a la destrucción del Estado de Israel sino a la promoción universal de la judeofobia", y que se acuse a Israel "de convertirse en los nazis del presente que tratan el exterminio de los palestinos". "Urge reaccionar ante esta distorsión ideológica de la realidad", ha destacado.

Según ha indicado, son tres los rasgos que definen la "nueva judeofobia": la negación del Holocausto; la denegación de la legitimidad del Estado de Israel; y la negación del derecho de existencia de los judíos en cualquier parte del mundo. Ante esta situación, ha insistido en que la conmemoración de la Shoá no debe quedarse sólo en el recuerdo sino ampliarse hasta "una valoración colectiva de la necesidad de no olvidarlo".

En el acto también han intervenido el director del Instituto de Cultura Gitana del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Diego Luis Fernández, el exdefensor del Pueblo, Enrique Mújica, que ha recordado a Jorge Semprún y el Rabino Moshé Bendahan que ha recitado el Male Rajaminh. Asimismo, se ha procedido al encendido de velas en memoria de las víctimas del Holocausto.

Así, han prendido las velas el superviviente de los campos de trabajo forzado de Hungría Joseph Bohrer, en memoria de los seis millones de judíos exterminados por los nazis; dos alumnos del Colegio Ibn Gabirol, en recuerdo de los 1,5 millones de niños judíos asesinados en las cámaras de gas de Auschwitz-Birkenau; el vicepresidente del Consejo Estatal del Pueblo Gitano del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Antonio Vázquez, en memoria de las víctimas del pueblo gitano y otros colectivos perseguidos; dos españolas en memoria de las víctimas españolas asesinadas en los campos de concentración; el superviviente de Budapest salvado por Ángel Sanz- Briz Jaime Vandor, en recuerdo de quienes salvaron la vida a los perseguidos; y el embajador de Israel en España, Alón Bar, por los supervivientes.