Publicado 16/10/2019 16:21CET

El Gobierno contará con los estudiantes para evaluar el actual modelo de la Selectividad

Alumnos examinándose de las pruebas de acceso a la universidad en septiembre, en la Facultad de Matemáticas de Sevilla.
Alumnos examinándose de las pruebas de acceso a la universidad en septiembre, en la Facultad de Matemáticas de Sevilla. - María José López - Europa Press - Archivo

   MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno invitará a representantes de estudiantes universitarios y de Bachillerato al grupo de trabajo que pretende formar en las próximas semanas para evaluar y corregir el actual modelo de la Selectividad, según han confirmado fuentes del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades a Europa Press.

   En concreto, este Ministerio tiene encomendado invitar a representantes universitarios, mientras el Ministerio de Educación y Formación Profesional, que también integrará este grupo de trabajo, lo hará con los estudiantes de etapas preuniversitarias, según han acordado los departamentos que dirigen en funciones Pedro Duque e Isabel Celaá, respectivamente.

   De este modo, el Gobierno niega que no tuviera intención de contar con los estudiantes en este grupo de trabajo (en el que se había confirmado la participación representantes de las universidades y de las comunidades autónomas) como denunció ayer la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (CREUP).

   En una carta abierta dirigida al Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades remitida este pasado lunes, la CREUP solicitaba la inclusión de su organización y de la Confederación Estatal de Estudiantes CANAE en el grupo de trabajo "con el objetivo de contar con la voz de millones de estudiantes que actualmente está siendo ignorada.

   "No contar con la voz del estudiantado supone no contar con el epicentro del sistema educativo", exponía la carta, que aludía a la información de Europa Press de la semana pasada que anunciaba la creación "inminente" de un grupo de trabajo con representantes del Gobierno, de las comunidades autónomas y de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) para revisar el actual modelo de las pruebas de acceso a la universidad, y que se constituiría antes de las elecciones generales del próximo 10 de noviembre.