Los 7 hábitos de las personas que se quieren a sí mismas: ¿Cumples alguno de ellos?

AUTOESTIMA
AUTOESTIMA - EUROPA PRESS
PortadaVertical
Publicado: martes, 16 febrero 2016 13:10

MADRID, 16 Feb. (Psicóloga Myriam Quemada) -

A menudo, cuando conocemos a alguien, rápidamente notamos si la persona está a gusto consigo misma. Es como si la forma en que nos vemos pudiera traspasar las murallas tras las que nos ocultamos.

Qué absurdo que nuestra opinión sobre nosotros mismos influya en todo lo demás. Nuestro trabajo, amistades e incluso relaciones afectivas están coloreadas por el tono del amor que nos concedemos.

A diferencia de lo que se suele pensar, la autoestima no es comodidad o una suma de estímulos positivos. No depende de nuestra belleza o éxito, del tamaño de nuestra casa o marca de nuestro coche, de la aprobación o desaprobación de los demás... No viene de fuera, nace dentro de cada uno.

¿QUÉ ES LA AUTOESTIMA?

No es más que la sana forma de quererse. Imagínate por un momento que naces en una aldea y que en esa aldea sólo hay un espejo que está defectuoso. Desde el inicio de tu vida has visto tu imagen reflejada en este espejo. De hecho jamás habías considerado la posibilidad de que la imagen que estabas contemplando no fuera la correcta.

Ahora, como adulto, cuando la vida te ha permitido madurar, empiezas a percibir que quizá ese espejo no te ofrecía toda la verdad. Observas que mientras unas partes parecen permanecer iguales, otras salían exageradas o disminuidas, incluso deformes.

Algunas de las personas de esa aldea se quedaban aterrorizadas con sus defectos y ello les impedía ver sus virtudes. También estaban los que, admirados por sus enormes virtudes, quedaban ciegos ante sus defectos.

Observa ahora ese espejo en el que te has mirado ¿qué imagen crees que ofrecía de ti? ¿Qué imagen de ti te has enseñado todo este tiempo?

¿Tienes alguno de estos 7 hábitos?

1. ¿ADMITES TUS VIRTUDES?, ¿eres consciente de tus puntos fuertes? Si puedes nombrar ahora mismo mentalmente 3 cualidades tuyas, tienes el primer hábito de la autoestima saludable.

Albert Ellis explica que la autoaceptación es la conciencia plena de quien uno es. Al margen del crédito o descrédito que nos concedan los demás.

2. ¿ADMITES TUS DEFECTOS, ACEPTAS TUS IMPERFECCIONES? Elige uno o dos defectos que sepas que tienes. Piensa en cuánto te 'escocería' que un desconocido o alguien que te cae muy mal te los señalara desde fuera. Si te molesta es que aún no lo has aceptado como propio.

Desde niños crecemos en busca del amor incondicional de los que nos rodean. Al no recibirlo, pensamos en 'dar la talla' y tratamos de camuflar nuestors defectos, buscando responder así a un ideal que se nos impone desde fuera.

"Permite que te dé un consejo, bastardo. Nunca olvides qué eres, porque, desde luego, el mundo no lo va a olvidar. Conviértelo en tu mejor arma, así nunca será tu punto débil. Úsalo como armadura y nadie podrá utilizarlo para herirte". Tyrion Lannister.

3. ¿TE TRATAS A TI MISMO CON CARIÑO Y COMPRENSIÓN? Cuando las personas cometemos un error podemos acogernos o machacarnos por ello. ¿Cuál de las dos opciones sueles elegir?

4. ¿TE VES CRECER? Los seres humanos estamos en constante evolución. Si hace tiempo que no revisas tus valores, tus actitudes o tu forma de relacionarte, es posible que lleves un tiempo estancado. Pregúntate si te has acomodado: ¿eres un río o una charca?

Una sana autoestima pasa por exigirse. ¿Cómo de libre eres?¿ Flexibilizas tus esquemas? ¿Vas a lo fácil o te permites pensar diferente de vez en cuando?

5. ¿ERES COMPRENSIVO CON LOS DEMÁS? Generalmente, en el cómo tratas a los demás puedes ver cómo te tratas. Cuando algo de nuestros semejantes nos irrita sobremanera, a menudo suele tratarse de temas propios no aceptados.

Obsérvalo de esta forma, la próxima vez que alguien te ponga de los nervios, piensa ¿cuánto tengo yo de esto? Por ejemplo, si me molesta mucho que mi marido sea exagerado, pregúntate ¿seré yo acaso exagerada?

Las personas más maduras, aquellas con una autoestima saludable, son comprensivas con los demás: entienden que si ellos no son perfectos los demás obviamente tampoco tienen por qué serlo.

6. ¿TE COMPROMETES? La madurez personal implica no solo observar tus defectos y querer cambiarlos, sino un claro y decidido compromiso con ese cambio. Los compromisos externos que eres capaz de adoptar son también un buen reflejo de esto.

7. ¿CONFÍAS EN TI MISMO Y EN TUS CAPACIDADES? Puedes comprobar si confías en ti mismo si, por ejemplo, ante situaciones nuevas sabes que podrás salir adelante sin problema. Es confiar en el funcionamiento de tu mente, en tu capacidad para pensar en los procesos por los cuales juzgas, eliges, decides.

Esa confianza favorece que salgas de tu zona de confort más a menudo y te permitas vivir más experiencias enriquecedoras.

La autoestima es un derecho inalienable de cualquier persona "todo ser humano, sin excepción, por el mero hecho de serlo, es digno del respeto incondicional de los demás y de sí mismo; merece estimarse a sí mismo y que se le estime", Carl Rogers.

"Amarse a sí mismo es el comienzo de una aventura que dura toda  la vida" Oscar Wilde.

Myriam Quemada

Psicóloga