La iglesia católica oficial china expresa su apoyo al acuerdo para designación de obispos con el Vaticano

Publicado 24/09/2018 13:10:16CET

ROMA, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

La iglesia católica oficial china ha expresado su apoyo al acuerdo con el Vaticano para la designación de obispos firmado en Pekín este sábado por el subsecretario para las Relaciones de la Santa Sede con los Estados, Monseñor Antoine Camilleri, y el viceministro de asuntos exteriores de la República Popular China, Wang Chao.

"La Asociación Católica Patriótica y la Conferencia Católica de Obispos en China apoyan sinceramente el acuerdo", han indicado en un comunicado conjunto publicado en la página web del organismo.

La Iglesia Patriótica ha expresado a su vez el "profundo amor a su patria", al tiempo que ha reiterado su compromiso a "seguir el camino de adaptarse a la sociedad socialista, y bajo el liderazgo del Partido Comunista de China, colaborar con todas las nacionalidades del país para lograr la grandeza de la nación China". Junto con ello, desean "que las relaciones entre China y el Vaticano continúen mejorando".

El acuerdo, que según el Vaticano tiene carácter "provisional", ya ha tenido sus primeras consecuencias. El Santo Padre ha decidido readmitir a la plena comunión eclesial a los obispos ordenados sin mandato pontificio.

Se trata de Mons. Giuseppe Guo Jincai; Mons. Giuseppe Huang Bingzhang; Mons. Paolo Lei Shiyin; Mons. Giuseppe Liu Xinhong; Mons. Giuseppe Ma Yinglin; Mons. Giuseppe Yue Fusheng; Mons. Vincenzo Zhan Silu y Mons. Antonio Tu Shihua, O.F.M. (fallecido el 4 de enero de 2017, quien antes de morir había manifestado su deseo de ser reconciliado con la Sede Apostólica).

Con esta decisión, según apunta el portal de noticias del Vaticano, VaticanNews, Francisco desea que "pueda iniciarse un nuevo recorrido, que permita superar las heridas del pasado realizando la plena comunión de todos los católicos chinos".

El Ministerio de Exteriores chino ha afirmado por su parte que China y el Vaticano continuarán manteniendo sus comunicaciones e impulsando el proceso de mejora entre ambas partes.

La cuestión del nombramiento de obispos en China es muy compleja. Desde la llegada al poder de los comunistas, que expulsaron al nuncio apostólico, China únicamente ha permitido el culto católico por medio de la Asociación Patriótica Comunista China. Un departamento leal al gobierno chino, que además rechaza la autoridad de la Santa Sede en el nombramiento de obispos y en el gobierno de la Iglesia.

Los obispos legítimos que permanecen fieles al Papa viven una situación cercana a la clandestinidad, permanentemente asediados por las autoridades comunistas. En la situación actual todo obispo reconocido por el gobierno chino debe ser miembro de la asociación patriótica, y muchos obispos nombrados por el Vaticano que no son reconocidos o aprobados por el gobierno chino han enfrentado persecución.

La rúbrica de esta resolución abre la puerta al restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre la Santa Sede y el Gobierno de Xi Jinping, rotas desde 1951, dos años después de la instauración del régimen comunista.