Las inundaciones en Yakarta causan al menos 29 muertos y 340.000 refugiados

Actualizado 05/02/2007 21:33:01 CET

YAKARTA, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

Al menos 29 personas han muerto y otras 340.000 han tenido que huir de sus hogares como consecuencia de las inundaciones que se desencadenaron el pasado jueves y que ha causado el desbordamiento de varios ríos, mientras continúan las operaciones de rescate de los damnificados.

Diversos carros de caballos rescataron hoy a los residentes de uno de los barrios que han quedado inundados en la capital. Una de los muchos afectados, Augustina Rusli, que ha permanecido durante cinco días sobre la terraza de su domicilio junto a su hijo de diez meses esperando auxilio, calificó como "terrible" la actuación del Gobierno.

Entre tanto, muchas zonas de Yakarta continúan sumergidas debido a las intensas lluvias y el responsable en las operaciones de rescate y salvamento, Sihar Simanjuntak, advirtió que éstas pueden afectar seriamente a última hora de hoy a la parte meridional de esta ciudad de 12 millones de habitantes. "Esperamos que los residentes permanezcan alerta porque el agua puede aumentar de nuevo y muy rápido", indicó Simanjuntak. El Gobierno ha distribuido equipo médico a través de balsas en los distritos más afectados.

Mientras, existen fuertes temores de se extiendan enfermedades entre la población, ya que viven en precarias condiciones que viven sin acceso a agua potable para beber. "Tenemos que estar alerta ante el riesgo de que salten brotes de enfermedades como las fiebres tifoideas, que se trasmiten a través de las ratas y de infecciones respiratorias", apuntó el ministro del Interior, Siti Fadillah Supari, quien añadió que, al menos, "no hay riesgos de disentería".

El gobernador de Yakarta ha sido fuertemente criticado al evitar responsabilizarse de esta tragedia, que supone las peores inundaciones en la historia moderna de la capital, y quitarle importancia indicando que se trata de un "fenómeno natural" que ocurre cada cinco días. El gobernador Sutiyoso se defiende alegando que el día que comenzaron las inundaciones, se despertó a "las tres de la mañana" para "intentar rescatar a los damnificados".

Las autoridades estimaron que hasta el 70% de la capital permanece sumergida. Las fuertes lluvias toparon con las montañas del sur de la ciudad, lo que ha ocasionado las inundaciones. Decenas de miles de casas, hospitales y escuelas han sido afectadas.