Actualizado 12/06/2007 16:03 CET

Juan Luis Cebrián destaca la "mirada cervantina" de Goytisolo, favorecida por la distancia voluntaria de España

Rechaza la afirmación de que el autor sea "el menos español de nuestros escritores"

SANTILLANA DEL MAR, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El periodista, escritor y miembro de la Real Academia Española Juan Luis Cebrián destacó hoy el especial "sentido del humor" de Juan Goytisolo y su "mirada cervantina sobre la realidad que la propia distancia del autor como espectador le ayuda a mantener".

"El humor tiene un papel importante en su literatura, plagada de sugestiones, de bromas, de tics y de descarajes", un humor "inteligente, erudito y mordaz, que remite a la sorna de Cervantes y a la cruel diatriba de Quevedo", dijo.

En su intervención ante el público asistente al encuentro 'Lecciones y Maestros' de la Fundación Santillana y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), que congrega a Goytisolo, Carlos Fuentes y José Saramago en Santillana del Mar, Cebrián analizó la trayectoria y obra del autor y rechazó la "lamentable" aseveración de que se trata "del menos español de nuestros escritores".

Así, explicó que Goytisolo "parisino de adopción y español a contracorriente" comenzó en la década de los '60 un ciclo narrativo que recorrió "en solitario y ante la incomprensión de muchos durante más de cuatro décadas". "Su mirada distante y crítica sobre la España que le repudió, y que él repudiaba," le convirtieron "en objeto de las iras de los popes de la cultura durante el franquismo, que prohibieron sus obras, silenciaron su nombre y mortificaron su arte".

En los sesenta, Goytisolo eligió "voluntariamente el exilio definitivo de un país del que justificadamente abominaba" y, sin embargo, su alejamiento de España le permitió "adentrarse, casi como ningún otro novelista de su tiempo lo ha hecho, en los clásicos españoles", aseguró Cebrián.

Del autor de 'El bosque de las letras' dijo que "su enorme erudición y su ordenada curiosidad por cuanto sucede le han llevado a combinar, como hicieran los grandes poetas del romanticismo, la ficción literaria con la crítica política y social, y la literatura de viajes" y que "en novela lo ha intentado todo, y todo le ha salido bien", destacando igualmente como corresponsal de guerra, columnista político y crítico literario, aseguró.

Cebrián manifestó que Goytisolo es un "escritor total" cuya "característica" esencial, la que "le acecha a cada curva del camino" es, desde su punto de vista, "la sensación de que está queriendo poner punto y final a su peripatética conversación con la vida de manera constante, quizás porque a cada rato piensa haber dicho ya todo lo que pueda ser dicho".

Igualmente destacó "su exigencia estilística, su rigor académico, su introspección profunda, sus miedos, sus dudas, sus temores y certezas", considerando que no ha habido "escritor que haya investigado tanto sobre su propia obra" y que haya "hecho tan explícito el carácter inconfundible de sus libros con su propia vida".