Las lluvias y tormentas afectarán esta semana al tercio este peninsular y Canarias y la estabilidad abundará en el resto

Temporal de lluvia
Europa Press
Publicado 12/11/2018 14:27:31CET

   MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Las lluvias y tormentas afectarán esta semana a las regiones mediterráneas y a Canarias, mientras que predominará la estabilidad, con cielos poco nubosos, despejados en la mitad oeste, aunque con nieblas matinales que serán persistentes en los valles del Ebro y Duero, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) que espera temperaturas por encima de los valores normales.

   El portavoz adjunto de la AEMET, Rubén del Campo, ha señalado a Europa Press que este martes será un día de transición con tiempo estable en casi toda España salvo alguna precipitación débil y dispersa en el Cantábrico, alto Ebro y en la zona del Estrecho, así como alguna lluvia ocasional débil en zonas del litoral de la Comunidad Valenciana y de Cataluña así como en el norte de las islas montañosas de Canarias. "Fuera de esas zonas habrá cielos poco nubosos o despejados y sin lluvias", ha añadido.

   Como "novedad", ha dicho que aparecerán los bancos de niebla en los valles de los grandes ríos y que en el valle del Ebro estas nieblas podrán ser persistentes. Las temperaturas subirán "sobre todo" en el centro y en el oeste de la Península e incluso en el centro, el mercurio podrá ascender de seis a ocho grados centígrados.

   Respecto al miércoles, Del Campo prevé que aumentará la inestabilidad en el área mediterránea donde empezará a haber chubascos acompañados de tormentas en Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía oriental.

   Ese día, la AEMET ha pronosticado que los chubascos tormentosos, sobre todo a partir del mediodía, se puedan extender también a otros puntos de Andalucía, el este de Castilla-La Mancha, el valle del Ebro, al entorno del sistema Central y a Melilla.

   En el resto, de momento, se prevé tiempo estable, con pocas nubes y bancos de niebla matinales y que podrán ser persistentes en los valles del Ebro y del Duero, mientras que las temperaturas subirán en el noroeste, sobre todo en Galicia, Cantábrico y noroeste de Castilla y León y bajarán en el sureste y Cataluña, es decir, en las zonas afectadas por las precipitaciones.

   Ese día, las precipitaciones podrán ser localmente fuertes y persistentes pero no parece que serán tan intensas como las de octubre. En Canarias, también podrá llover en el norte de las islas montañosas.

   Respecto al jueves, Del Campo prevé que la inestabilidad se intensifique tanto en Canarias como en las regiones mediterráneas. En Canarias las lluvias podrán ser puntualmente fuertes y tormentosas, sobre todo en las islas occidentales, aunque no se descarta que en las otras islas también llueva.

   En el área mediterránea y en el área del Estrecho tendrán posibilidad de chubascos fuertes y persistentes acompañados de tormentas en las regiones mediterráneas y pueden ser muy fuertes, más de 30 litros por metro cuadrado en una hora en el norte de la Comunidad Valenciana y sur de Cataluña.

   En general, el portavoz pronostica inestabilidad con lluvias fuertes en todo el área mediterránea, Baleares, valle del Ebro y sistema Central y también podrá haber chubascos puntualmente fuertes. "También podrá llover en el resto de la mitad oriental peninsular, mientras que en la mitad occidental el tiempo será estable y sin precipitaciones", ha comentado.

   Durante la jornada, las temperaturas descenderán en la zona centro y en el Mediterráneo, pero en general, los termómetros quedarán por encima de los valores normales. De nuevo el jueves, sobre todo en la mitad occidental, habrá bancos de niebla matinales.

   El viernes se espera una "jornada parecida", con lluvias y chubascos en el área Mediterránea y en el Estrecho, que de nuevo podrán ser puntualmente fuertes y persistentes en el sur de Cataluña y norte de la Comunidad Valenciana. Estas precipitaciones se podrán extender puntualmente a otros puntos del sistema Central y al tercio oriental peninsular.

   El portavoz ha agregado que en la mitad occidental, cuanto más al oeste el tiempo será más estable y los cielos estarán poco nubosos o despejados, sobre todo en Castilla y León y Galicia aunque se esperan bancos de niebla en muchas zonas del interior.

   En cuanto a Canarias, de nuevo prevé precipitaciones que serán puntualmente fuertes en general y que estarán acompañadas de tormentas. Los bancos de niebla y las brumas afectarán de nuevo al interior y las temperaturas "no cambiarán demasiado".

   De cara al fin de semana, el portavoz ha adelantado que persistirá la inestabilidad en Canarias y las lluvias fuertes y tormentas en el área mediterránea, aunque quizá el domingo la situación remita en esa zona y aumente en el tercio occidental.

   Finalmente, ha indicado que este fin de semana lo más significativo fueron las lluvias en Galicia ya que en los tres días se han acumulado en Rois (La Coruña) más de 200 litros por metro cuadrado y en otros puntos de la provincia se han superado los 130 litros por metro cuadrado.

   Las rachas de viento fuertes o muy fuertes afectaron al litoral de esta comunidad, de modo que se han registrado dos rachas de 122 kilómetros por metro cuadrado en Estaca de Bares el pasado viernes y de 110 kilómetros por metro cuadrado en Finisterre.