Publicado 20/05/2018 13:10CET

Más de 2,3 millones de españoles vieron la boda del Príncipe Harry y Meghan por televisión

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

Más de 2,3 millones de espectadores vieron en España por televisión la retransmisión en directo de la boda entre el Príncipe Harry y Meghan Markle. En La 1, el enlace real reunió a unos 2,1 millones de espectadores, mientras que en DKISS la boda fue seguida por 183.000 espectadores, según datos facilitados por ambas cadenas.

Por cuota de pantalla, la boda, que fue emitida en directo en el programa 'Amigas y conocidas', cosechó un 30% de 'share'. El programa especial previo congregó a 1,1 millones (24,6%) y el magacín de crónica social 'Corazón' ofreció un especial dedicado íntegramente al evento, que fue seguido por más de 2,5 millones de espectadores (22,7%) y llegó a reunir a 3,5 millones de telespectadores. Además, hizo el 'minuto de oro' del día a las 14.59 horas, con casi los tres millones de espectadores (25,3%).

El programa retransmitió en directo la ceremonia a través de la señal continua de la BBC, y conectó con la corresponsal en Nueva York de RTVE, Almudena Ariza; con la presentadora Anne Igartiburu desde Windsor y con la residencia del embajador británico en España, Simon Manley.

La programación dedicada a la boda comenzaba en La 1 con 'Audiencia abierta', el espacio semanal sobre la actualidad de la Casa Real presentado por Ángeles Bravo, con información también sobre la boda del príncipe Harry y Meghan Markle, que reunió a 454.000 espectadores (11,2%).

"DATAZO" EN DKISS

La boda también pudo verse en directo en el canal DKISS en el 'Especial Boda Real', que tuvo lugar desde las 11.00 a las 14.30 horas. El programa congregó a 183.000 espectadores, lo que se tradujo en un 2,9% de cuota de pantalla, un "datazo" para el canal, según informan a Europa Press fuentes de DKISS.

El dato de audiencia hizo subir a un 1,1 el 'share' de la cadena, cuando la media, según fuentes de este canal, suele situarse en el 0,7%.

El canal destaca especialmente el dato que reunió el programa especial de la ceremonia real en Cataluña, donde alcanzó un 5,3% de cuota de pantalla.