Mateo (RTVE) niega una "purga" en la Corporación y defiende los cambios bajo "criterios profesionales"

La administradora única de RTVE, Rosa María Mateo, comparece en el Congreso
CONGRESO
Actualizado 25/09/2018 12:12:06 CET

   MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

La administradora única provisional de RTVE, Rosa María Mateo, ha rechazado este martes 25 de septiembre que se ha haya producido una "purga" de cargos directivos en el seno de la Corporación. "En lugar de purga yo puedo hablarles de ceses y de cambios, unos cambios que he hecho siguiendo únicamente criterios profesionales", ha defendido.

"No puedo tolerar ni tolero que se le ponga una cruz a alguien por su raza ideológica o creencia religiosa ni tampoco que alguien quiera imponernos a los ciudadanos sus creencias por la fuerza o por la violencia", ha explicado Rosa María Mateo, en el marco de su primera comparecencia ante la Comisión Mixta (Congreso-Senado) de Control Parlamentario y sus Sociedades, celebrada en el Congreso de los Diputados.

"Creo profundamente en la libertad y mi libertad les beneficia. A la democracia, a los ciudadanos y a ustedes les daña una televisión manipulada que esté al servicio del poder o del gobierno de turno, además de estar en contra de la Constitución y de la ley", ha manifestado.

Asimismo, Mateo ha dicho que ni ella ni los trabajadores "quieren ese modelo contra el que vienen luchando". "Para mí, la palabra purga que se ha utilizado tanto durante estos meses significa gulag, significa estalinismo, nazismo, fascismo, franquismo, pinochetismo, campos de concentración, abuso de poder", ha manifestado Mateo provocando las protestas de los parlamentarios 'populares'.

En este sentido, Rosa María Mateo ha asegurado que ejercerá sus funciones "con la imparcialidad, la profesionalidad y el compromiso público", que considera "necesarios para defender el interés general y los valores universales".

De este modo, ha detallado además que ha nombrado un equipo en el que prime "el interés general, el respeto a la verdad y a la imparcialidad frente al interés del gobierno de turno, sea cual sea". "Y les aseguro que los trabajadores de RTVE defienden el periodismo independiente y el concepto de radiotelevisión pública con uñas y dientes", ha remachado.

NIEGA DESCONSIDERACIÓN CON LOS CESADOS

En este sentido, Mateo ha recriminado al PP que no haya calificado de "purga" el cese de 47 de los 49 cargos de los informativos de TVE durante las direcciones de Julio Somoano y José Antonio Álvarez Gundín --entre 2012 y 2018-- y que desembocaron en la conocida como "redacción paralela", con contrataciones de personal externo.

"En informativos solo se ha prescindido de dos personas contratadas y he efectuado 25 cambios, todos cubiertos por personal de la redacción", ha explicado Mateo sobre sus decisiones en los últimos meses. Además, ha indicado que los dos cargos cesados mantienen su remuneración extra por haber estado en puestos directivos y que supone un 40 por ciento de sus sueldo. Según ha señalado, las retribuciones anuales en estos casos se sitúan entre los 65.000 y más de 70.000 euros. "¿Creen que es tratar con desconsideración a los cesados?, ha preguntado a la bancada 'popular'.

En cuanto al personal de dirección, la responsable de RTVE ha apuntado que se ha cesado a 30 personas pertenecientes a la Corporación y a 8 contratados externos. Sin embargo, ha apuntado que algunos de esos ceses han supuesto una promoción, como es el caso del director de informativos de RNE, que venía de ser el director del área de nacional.

Sobre los nueve puestos de Alta Dirección de RTVE --el presidente y otros 8 cargos-- Mateo ha explicado que el ya expresidente, José Antonio Sánchez, abandonó su cargo porque expiró en el mes de junio; mientras que el secretario general y del Consejo de Administración, Javier Lamana, pidió su reingreso en la abogacía del Estado. Este último ha sido sustituido por Elena Sánchez, quien, según ha destacado Mateo, es trabajadora de la casa desde hace más de 35 años con "una de las trayectorias más complejas y variadas" en RTVE.

CANAL 24 HORAS DEPENDE AHORA DE INFORMATIVOS

"Se ha prescindido de Enrique Alejo (exdirector general Corporativo de RTVE), José Antonio Álvarez Gundín (exdirector de Informativos de TVE), Alfonso Nasarre (exdirector de RNE)", ha declarado Mateo, para defender a sus sustitutos: Federico Montero, "interventor y auditor de Hacienda y expresidente de la SEPI"; Begoña Alegría, "personal fijo de la Corporación con 20 años de antigüedad"; o Paloma Zuriaga, "fija desde 1985". Del mismo modo, ha recordado que se ha mantenido al director de TVE, Eladio Jareño, y el de contenidos, Antonio Luis Sevilla.

Del mismo modo, la administradora única ha señalado que el exdirector de Comunicación Manuel Ventero fue cesado "a petición propia" a Orquesta y Coro y su lugar ha sido ocupado por la periodista María Escario, también "personal fijo de la casa y conocida por todos por su aparición durante muchos años en las noticias deportivas".

Sobre la sustitución de Álvaro Zancajo por Cristina Ónega al frente de 24 horas, Mateo ha explicado que se ha suprimido este puesto como cargo de alta dirección, entendiendo que es "más coherente que dependa de la dirección de servicios informativos". Además, ha señalado que Zancajo sigue prestando servicio en la Corporación como trabajador indefinido tras interponer, antes de su llegada a RTVE, una demanda contra TVE por "contrato fraudulento de alta dirección" que firmó en la anterior etapa.

PRESENCIA DE LA MUJER

Por otra parte, durante su intervención, la administradora única ha hecho hincapié en que en la historia de RTVE tres mujeres han sido presidentas de la Corporación (Pilar Miró, Mónica Ridruejo y Carmen Caffarel), mientras que la dirección de la radio la han ocupado dos mujeres hasta el momento, María Jesús Chao y la actual, Paloma Zuriaga. También ha subrayado que en el anterior equipo de informativos de TVE había una mujer, frente a las cinco actuales.

Según ha manifestado Mateo, su deseo es que RTVE "sea un espejo donde las mujeres puedan mirarse y ver reflejada esa otra mirada por la que tantas mujeres" vienen luchando desde hace muchos años. "Los medios de comunicación somos un termómetro que mide la temperatura de la igualdad y nosotros queremos vigilarlo de cerca para intentar que sea un referente que contribuya a eliminar la discriminación y los prejuicios", ha subrayado.

Contador