Medio millar de menores transexuales podrían pedir cambio de nombre tras la instrucción a los Registros Civiles

Publicado 24/10/2018 12:23:38CET

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Familias de Menores Transexuales Chrysallis estima que el número de menores transexuales que pueden estar esperando para solicitar un cambio de nombre podría rondar el medio millar. A partir de hoy todos los mayores de edad, así como los padres o tutores legales de menores, podrán solicitar en cualquier Registro Civil el cambio de mención por otro acorde a la identidad de género sentida como propia. Bastará con que declaren que se sienten del sexo correspondiente al nombre elegido para que su petición sea atendida.

A tenor del número de familias inscritas en la organización, Chrysallis estima que unos 500 menores podrían estar esperando la nueva instrucción a los Registros Civiles para solicitar el cambio de nombre. Hasta el momento, la organización tiene contabilizados 120 autos autorizando el cambio de menores a menores de edad y 27 de nombre y sexo.

La presidenta de Chrysaallis, Natalia Aventín, ha expresado a Europa Press su satisfacción por la medida que se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) una semana después de la reunión que la organización mantuvo con la Ministra de Justicia, Dolores Delgado, y con el director general de Registros y Notariado, Pedro Garrido Chamorro.

"Es una noticia buenísima por la que estamos muy contentos, ya que la instrucción se ajusta al compromiso adquirido en esa reunión", ha admitido Aventín. La presidenta de la organización ha reconocido la agilidad en la tramitación de la medida que llevan solicitando "desde hace tres años". La organización entiende, no obstante, que la medida publicada este miércoles en el BOE es "transitoria" y confía en la rápida modificación de la Ley 3/2007, de 15 de marzo.

En la actualidad, únicamente los mayores de 18 años pueden solicitar la rectificación de la mención registral del sexo y el consecuente cambio de nombre para que no resulte discordante. Se exige que la persona acredite mediante informe médico "que le ha sido diagnosticada disforia de género" y que ha recibido tratamiento "durante al menos dos años para acomodar sus características físicas a las correspondientes al sexo reclamado". La reforma de la Ley 3/2007 busca normalizar la transexualidad conforme a la realidad social actual al permitir el cambio de género en el Registro mediante la simple expresión de voluntad del sujeto.

La instrucción da "solución urgente" a la situación de aquellos menores de edad transexuales que hasta ahora no podían realizar el cambio de nombre con la legislación vigente y dependían de una interpretación favorable por parte del encargado del Registro Civil.

La instrucción pretende, por un lado, terminar con esa "inseguridad jurídica y proteger el interés superior del menor desde el respeto a su dignidad, el libre desarrollo de su personalidad y a sus necesidades emocionales y afectivas".