Montilla rechaza el "buenismo" sobre inmigración pero también la propuesta de Vic

Actualizado 18/01/2010 17:28:15 CET

BARCELONA, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat catalana, José Montilla, rechazó este lunes el "buenismo" al gestionarse la inmigración, pero también la propuesta del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Vic --CiU, PSC y ERC-- de negarse a empadronar a los inmigrantes 'sin papeles'.

Según Montilla, abordando desde una perspectiva 'buenista' el fenómeno migratorio, la clase política se equivocará y facilitará argumentos "a los xenófobos y a quienes quieren romper la convivencia".

Este discurso 'buenista' lo hacen "los que tienen poca relación con la inmigración y no viven en poblaciones y barrios" con muchos extracomunitarios, apreció en declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press.

La política está para solucionar problemas y no para crearlos, indicó Montilla, quien aseguró que la realidad de Vic es "muy compleja" ya que la ciudad tiene un porcentaje de extracomunitarios que supera la media catalana, aunque aseguró que hasta la fecha la gestión que ha hecho del fenómeno migratorio ha sido "modélica".

Expresó su convencimiento de que lo que se impondrá finalmente en el Ayuntamiento será el cumplimiento de la legislación vigente, y prosiguió: "No me apunto de ninguna de las maneras" a la propuesta del equipo de gobierno municipal, liderado por el alcalde Josep Maria Vila d'Abadal (UDC).