Publicado 01/05/2015 16:56CET

Muere monseñor Juan Pérez Navarro, canónigo de la Catedral de Valencia

VALENCIA, 1 May. (EUROPA PRESS) -

El canónigo de la Catedral de Valencia monseñor Juan Pérez Navarro, que fue deán de la Seo, vicario general de la archidiócesis y era también Prelado de Honor de Su Santidad, ha fallecido este viernes a los 85 años.

La misa exequial por su eterno descanso tendrá lugar el sábado, a las 12 horas en la Catedral, presidida por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares. Posteriormente, sus restos mortales serán conducidos a su localidad natal, Muro de Alcoy, donde recibirán sepultura tras una misa funeral que dará comienzo a las 16 horas en la parroquia San Juan Bautista.

Monseñor Juan Pérez Navarro, que era canónigo de la Catedral desde 1991, desempeñó, entre otras responsabilidades, la de vicario general de la diócesis y moderador de la Curia, provicario general para Asuntos Económicos, delegado episcopal para Asuntos Institucionales, miembro del Consejo de Asuntos Económicos, en el que continuaba en la actualidad, del Colegio de Consultores y del Consejo Presbiteral. También presidió la Fundación para la Restauración de la Basílica de la Virgen de los Desamparados.

En 2000 había sido nombrado por el papa San Juan Pablo II Prelado de Honor de Su Santidad.

Monseñor Juan Pérez Navarro nació en Muro de Alcoy en 1929 y recibió la ordenación sacerdotal en Ontinyent en 1954. Sus primeros destinos pastorales fueron como vicario parroquial en San Antonino Mártir, de La Font d'En Carrós; capellán del colegio de La Purísima, en el Grao de Valencia; administrador del Seminario Mayor; administrador parroquial de San Isidro Labrador, en Moncada-San Antonio de Benagéber y párroco de San Jaime Apóstol, de Moncada, donde estuvo de 1971 a 1978.

En 1978, el entonces recién nombrado arzobispo de Valencia, monseñor Miguel Roca Cabanellas, le designó vicario episcopal para la vicaría Alcoy-Ontinyent, y en 1981 para la de la Safor, la Marina y La Valldigna, cargo que compaginó con el de abad de la colegiata de la Asunción de Nuestra Señora, de Gandía.

En 1988, monseñor Miguel Roca le nombró vicario general de la archidiócesis, y en 1991 canónigo de la Catedral de Valencia, de cuyo cabildo fue vicepresidente desde 1997 hasta su elección y nombramiento como deán-presidente del cabildo en 2003 por el entonces arzobispo, monseñor Agustín García-Gasco