Actualizado 20/01/2013 12:13:25 +00:00 CET

El niño que dice haber visitado el cielo anima a tener una fe más infantil para estar más abierto a creer

Familia Burpo, protagonistas de 'El cielo es real'
EUROPA PRESS

MADRID, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

El niño que asegura haber visitado el cielo acompañado por Jesucristo y haber conocido allí a su bisabuelo Pop y a una hermana que no llegó a nacer en el libro 'El cielo es real', ha hecho un llamamiento a los españoles para que hagan su fe más infantil para poder estar más abiertos a creer.

"Jesús te quiere y todo lo que tienes que hacer es creer en Jesús nuestro Salvador y no debes excluir a los niños por comportarse como niños sino que debes aceptarlos y hacer que tu fe sea más infantil para estar más abierto a creer y para que tu fe sea más fuerte", ha remarcado en una entrevista concedida a Europa Press durante su visita a España con motivo de la presentación del libro 'El cielo lo cambia todo. Vive cada día sabiendo que hay un después' (Planeta), de Todd y Sonja Burpo.

Colton, que se muestra firme ante los incrédulos con los que se ha encontrado desde que contara su historia --"puedes creer lo que quieras pero yo sé lo que vi"--, aún recuerda los detalles de su visita al cielo hace diez años.

"Jesús tenía el pelo y la barba castaños y los ojos de un azul como el mar, muy bonitos, y una gran sonrisa. Si los ángeles son más grandes que los humanos y los arcángeles más aún, Jesús es lo más grande que puedas imaginar. Es el que tiene más forma humana porque vivió entre nosotros", afirma.

Además, subraya que Jesucristo "ama a toda la humanidad pero sobre todo a los niños que aceptan lo que se les enseña a una edad muy temprana" y afirma que para Jesús "eso los hace únicos, especiales". Precisamente, según apunta, este fue uno de los mensajes que Jesús le dio para su padre, Todd Burpo, pastor de una Iglesia de Nebraska y bombero: "Que Jesucristo quiere por encima de todo a los niños".

Además, ha afirmado que Jesús le habló en inglés americano, pero que en el cielo todos se entienden. "Jesús me habló en inglés americano porque es lo que yo entiendo pero allí en el cielo entiendes todo, la gente puede hablar en cualquier idioma, por ejemplo, un español con un filipino", ha indicado Colton.

Para el niño que visitó el cielo, la condición para subir es clara: "Lo único que hace falta para que vayas al cielo es creer en Jesucristo y si es así irás y verás a todos tus familiares que también creían en Jesucristo".

Acerca de nuevos recuerdos, Todd Burpo ha afirmado que Colton, a medida que va creciendo, recuerda más cosas sobre Satán como que cuando estuvo en el cielo, le mostraron el trono en el que estaba sentado antes de convertirse en un ángel caído. Asimismo, le viene a la memoria con frecuencia el amor que Dios siente por el arcángel Gabriel.

LOS NIÑOS 'NO NACIDOS' VAN AL CIELO

A pesar de los viajes por la promoción de los libros, el niño que visitó el cielo asegura que su vida no ha cambiado y sigue siendo la de un niño normal, aunque admite que se ha reforzado su fe y que espera poder haber ayudado a curar el dolor y las heridas de algunas personas.

Concretamente, Sonja, la madre de Colton, ha destacado la ayuda que el libro ha podido significar para mujeres que han perdido a sus bebés, al conocer que su hijo se encontró en el cielo con su hermana no nacida, de la que él no había oído hablar nunca a sus padres.

"Sabíamos que nuestro bebé estaba bien pero el hecho de que Colton la viera, que era una niña, y estaba en el cielo bien, nos ha traído la paz total. Una madre que ha tenido un aborto, bien natural o provocado, vive una pérdida y por supuesto que tiene que pasar por un periodo de duelo, de dolor, sufrimiento, pero deben saber que Jesús se hace cargo de todos estos niños y que están bien allí con él", ha indicado.