El Observatorio Español de Racismo y Xenofobia analizará las situaciones de discriminación y buscará soluciones

Actualizado 20/04/2006 16:01:31 CET

VALLADOLID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La directora del Observatorio Español de Racismo y Xenofobia, Amapola Blasco Marhuenda, informó hoy de que este organismo, que empezó a funcionar el pasado 21 de marzo en cumplimiento de una directiva europea aprobada en 2000, analizará las situaciones de discriminación por cuestión de raza o procedencia para buscar soluciones y adoptar medidas que resuelvan estos casos de rechazo.

Amapola Blasco Marhuenda, que hoy participó en Valladolid en la Conferencia Europea Sobre Inmigración, aprovechó esta comparecencia para dar a conocer los objetivos y funciones de este Observatorio Español de Racismo y Xenofobia, un órgano que depende de la Dirección General de Inmigración dentro de la Secretaría de Estado de Inmigración y Emigración del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

"La Secretaría de Estado ha encomendado a este Observatorio la realización de análisis y estudios sobre la situación de la discriminación por razón de la procedencia racial o étnica de las personas con idea de detectar dónde pueden encontrarse estos problemas, esta falta de integración o estas situaciones de discriminación para poder adoptar medidas que resuelvan estas situaciones", comentó.

Según explicó Blasco Marhuenda, el trabajo de este Observatorio partirá de una encuesta realizada en diciembre de 2005 con el CSIC sobre la opinión de los ciudadanos españoles respecto al racismo y la xenofobia y que constata que la mayoría de la población española, en torno a un 65 por ciento, valora positivamente la diversidad "entendiendo que la incorporación de personas de culturas y orígenes diferentes es positiva para la población española".

En cuanto a la concesión de derechos sociales y de ciudadanía a los inmigrantes, la mayoría de los españoles, el 85 por ciento, piensa que sí deben concedérseles estos derechos de modo que los inmigrantes que residen legalmente en España deberían tener derecho a poder reagrupar a su familia.

Del mismo modo, el 90 por ciento de los encuestados reconoce que los inmigrantes que han cotizado y que están en situación regular deberían cobrar el subsidio de desempleo. Votar en las elecciones municipales y obtener la nacionalidad española son otros de los derechos que reconoce entre el 80 ó el 90 por ciento de los españoles.

En este sentido, Amapola Blasco aprovechó la ocasión para aclarar que a pesar de que el tópico español identifica emigrantes con delincuentes "la encuesta nos ha demostrado que esto no es así y que la mayoría de la población española entiende que los inmigrantes sólo delinquen de forma puntual y que no son la mayoría de los inmigrantes los protagonistas de los actos delictivos".

Una vez conocidos los datos de esta encuesta, el Observatorio ha planteado un plan de trabajo para el año 2006 con la puesta en marcha de un órgano, el Consejo para la promoción de igualdad de trato y no discriminación de las personas por el origen racial o étnico. Además, se pretende establecer una red de información a nivel nacional para obtener datos en los temas de discriminación por motivos del origen racial o étnico de las personas.