El Papa advierte de los "colonialismos" y de "los intereses" detrás de los fuegos que han devastado la Amazonía

Actualizado 06/10/2019 12:18:07 CET
05 October 2019, Vatican, Vatican City: Pope Francis (C) appoints new thirteen cardinals during a mass in St. Peter's Basilica. Photo: Evandro Inetti/ZUMA Wire/dpa
05 October 2019, Vatican, Vatican City: Pope Francis (C) appoints new thirteen cardinals during a mass in St. Peter's Basilica. Photo: Evandro Inetti/ZUMA Wire/dpa - Evandro Inetti/ZUMA Wire/dpa

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

El Papa Francisco ha pedido "renovar" los caminos de la Iglesia en la Amazonía para que no se apague "el fuego de la misión" lejos del "colonialismo" y de "intereses como los que recientemente han devastado la Amazonía".

Así lo ha indicado el Pontífice este domingo 6 de octubre durante la misa de apertura del Sínodo para la Amazonía, que reúne durante el mes de octubre en el Vaticano a más de 180 obispos.

"¿Cuántas veces ha habido colonización en vez de evangelización? Dios nos guarde de los nuevos colonialismos. El fuego aplicado a los intereses que destruyen como el que recientemente ha devastado la Amazonía no es el del Evangelio", ha subrayado.

Según ha precisado, "cuando los pueblos y las culturas se devoran sin amor de Dios ni respeto, no es el fuego de Dios sino el fuego del mundo".

"El fuego devorador se extiende cuando se quieren sacar adelante solo las propias ideas, quemar lo diferente para uniformar todos y todo", ha alertado.

Por ello, ha pedido para que en el Sínodo que comienza este domingo puedan "renovar los caminos de la Iglesia en la Amazonía y no se apague el fuego de la misión".

Por otro lado, el Papa Francisco ha recordado a los 184 obispos que participan en el Sínodo para la Amazonía que están allí "para servir" y que no son "funcionarios".

"Somos obispos porque hemos recibido el don de Dios, no hemos firmado un acuerdo ni un contrato de trabajo en mano sino por imposición de las manos sobre la cabeza", ha subrayado, al tiempo que ha puntualizado que "un don no se compra ni vende sino que se recibe y regala".

NO COBARDES SINO PRUDENTES

También les ha reclamado que no sean "cobardes" sino "prudentes" como propone San Pablo y que sepan estar atentos a la novedad del Espíritu para "renovar" los caminos de la Iglesia en la misión.

"Como enseña el Catecismo, la prudencia no se confunde con timidez o temor sino que dispone la razón practica a discernir nuestro verdadero bien y a elegir los medios rectos para realizarlo. La prudencia no es indecisión ni actitud defensiva", ha explicado. Así, ha añadido que no pueden dejar que "las cosas sigan su curso sin hacer nada".

"Si todo permanece como está, si nuestros días permanecen marcados por el 'siempre se ha hecho así', el don desaparece sofocado por los temores y por la preocupación de defender el estatus quo. La Iglesia no puede limitarse a una pastoral de mantenimiento", ha avisado Francisco.

En este sentido, ha indicado que la Iglesia no está solo para los que ya son católicos y ha destacado la necesidad de un "impulso misionero" que es señal de "madurez eclesial".

CARDENALES MÁRTIRES

Finalmente, el Pontífice ha dado las gracias por "algunos hermanos cardenales mártires en el colegio cardenalicio, que han probado en la vida la cruz del martirio" y ha recordado a todos los misioneros que llevan "cruces pesadas" y necesitan "la caricia de la Iglesia".

Así, ha contado una anécdota referida al relator general de la asamblea sinodal, el cardenal Claudio Hummes que "cuando llega a una pequeña ciudad de la Amazonía va a los cementerios a buscar las tumbas de los misioneros" y "con astucia dice al Papa: no se olvide de ellos, se merecen ser canonizados".

35 MUJERES SIN DERECHO A VOTO

El Sínodo de la Amazonía se celebrará en el Vaticano hasta el próximo 27 de octubre y en él participarán, además de los 184 obispos de todo el mundo, 35 mujeres expertas, el mayor número jamás registrado en una reunión de obispos, aunque no tendrán derecho a voto.

Al final de esta reunión eclesial, cuyo lema es 'Amazonía: Nuevo camino para la Iglesia y para una ecología integra', los padres sinodales, obispos con derecho a voto, entregarán al Papa un texto final para su revisión.

Aunque ninguna de las mujeres podrá votar este documento, ha sido la primera vez que han sido designadas mujeres consultoras de la secretaría general del sínodo, junto con otras nombradas expertas y auditoras.

Sobre la mesa del Sínodo está precisamente el papel de la mujer en la Iglesia católica, entre otros temas como la propuesta de ordenar sacerdotes a ancianos casados en las zonas remotas de la Amazonía.

Contador