El Papa estrechará los lazos con el Islam y defenderá un mejor trato a los migrantes en Marruecos este fin de semana

Pope Francis weekly general audience in Vatican
Evandro Inetti/ZUMA Wire/dpa
Publicado 28/03/2019 17:13:06CET

ROMA, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Papa viajará a Marruecos el próximo 30 y 31 de marzo con el objetivo de estrechar los lazos con el Islam e impulsar un mejor trato a los inmigrantes en un país que ejerce de frontera física entre África y Europa y que hace de freno ante las personas que pretenden viajar a España.

"El tema de los migrantes estará muy presente anche en este viaje. Muchos subsaharianos van a Marruecos porque encuentran cerradas otras rutas de paso", ha señalado el director 'ad interim' de la oficina de prensa del Vaticano, Alessandro Gisotti durante la conferencia de prensa en la que ha explicado los detalles de la nueva visita del Pontífice al continente africano.

El Santo Padre aterrizará en el aeropuerto internacional de Rabat-Salé a las 14:00 del sábado 30 de marzo, donde tendrá lugar la acogida oficial. Media hora más tarde, la plaza del Palacio Real acogerá la ceremonia de bienvenida. Gisotti ha explicado que está previsto el rey de Marruecos, Mohamed VI, con quien se reunirá en privado en una visita de cortesía, le reciba con la forma tradicional del país "ofreciéndole dátiles y leche de almendras".

A las 15:30 tendrá lugar un encuentro con el pueblo marroquí, las autoridades, la sociedad civil y el cuerpo diplomático en la explanada de la mezquita Hasán II. Allí, el Pontífice pronunciará su primer discurso del viaje.

A las 16:30 visitará el mausoleo de Mohamed V, padre del Marruecos moderno. Y media hora más tarde visitará el Instituto Mohamed VI donde se forman imanes y uno de los escaparates de la del Islam moderado liderado por Marruecos. Se trata de un evento muy significativo, ya que es la primera vez que un Pontífice visita este tipo de centro de formación de predicadores.

"Es una cita muy importante que importa mucho al rey de Marruecos que está muy comprometido contra las tendencias fundamentalistas", ha señalado Gisotti. No están previstas alocuciones ni del Papa ni del Rey en este encuentro, solo escucharán los testimonios de algunos estudiantes.

El último acto del sábado será un encuentro con migrantes en la sede de Cáritas diocesana a las 18:00, donde el Papa pronunciará una alocución. Según cifras oficiales en Marruecos viven unos 80.000 inmigrantes, de los que cerca de 4.000 son asistidos por los centros de acogida de Caritas.

Será la intervención más esperada del viaje. El Pontífice ha hecho de los migrantes una de las batallas de su pontificado que ha basado en la construcción de puentes y no de muros. En octubre del año pasado, la Comisión Europea acordó un paquete de financiación de 140 millones de euros a corto plazo que Marruecos destina a la compra de material de control fronterizo para impedir la llegada de migrantes a España, el país de la UE con mayor número de llegadas de migrantes por mar.

De hecho, Marruecos es una zona de paso obligada para los africanos subsaharianos que quieren llegar a Europa. El reino de Marruecos ha endurecido en los últimos las políticas de regularización y control, con el visto bueno de la UE.

El segundo día del viaje, el domingo 31 de marzo, comenzará a las 9:30 con una visita privada del Papa al "Centre Rural des Services Sociaux" de Témara. "Era un centro de formación rural que gestionaban los jesuitas que hoy dirigen 4 monjas españolas de la Orden de las Hijas de la Caridad de San Vinzenzo de Paoli cuya asistencia se centra sobre todo en los niños enfermos", ha explicado el portavoz del Vaticano.

A las 10:35 Francisco se encontrará con sacerdotes, religiosos, consagrados y con el Consejo Ecuménico de las Iglesias en la Catedral de Rabat. Allí, el Papa pronunciará otro discurso y presidirá el rezo del Ángelus. A las 12:00 comerá con algunos miembros del séquito papal y con los Obispos de Marruecos. A las 14:45, el Papa presidirá la celebración de la Misa en el Complejo Deportivo Príncipe Moulay Abdellah en las que se esperan unos 10.000 fieles. "Será la misa más multitudinaria de Marruecos", ha previsto Gisotti.

El Papa pronunciará todos los discursos en italiano, pero la homilía de la misa la dará en español. Finalmente, el Santo Padre se dirigirá al Aeropuerto Internacional de Rabat-Salé donde se desarrollará a las 17:00 la ceremonia de despedida. Se trata del segundo viaje de un Papa a Marruecos, después de la histórica visita de Juan Pablo II en 1985.

Contador