Las pinturas de las Sinagogas de Toledo y Córdoba de la sefardí Bettina Caro se exponen desde hoy en Madrid

La artista sefardí Bettina Caro
CENTRO SEFARAD ISRAEL
Publicado 25/10/2018 15:14:24CET

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

La obra de la artista marroquí de origen sefardí Bettina Caro, entre la que destaca una serie de pinturas de sinagogas del mundo sefardí como la Sinagoga Mayor de Toledo (conocida como Santa María La Blanca), la sinagoga Samuel Halevy (conocida como sinagoga del Tránsito) de Toledo, la Sinagoga Isaq Moheb de Córdoba, la Sinagoga Nahon de Tánger y la sinagoga Yosef Caro de Safed, se expone desde este jueves 25 hasta el próximo 27 de octubre en el Centro Sefarad-Israel, en Madrid.

"Quiero pintar estos tesoros (muchos de ellos desgraciadamente ya no existen) para que las generaciones venideras puedan disfrutar de este precioso legado que tenemos", ha subrayado la artista.

La exposición también pone el foco en 'la Novia de Berberisca', con su traje llamado 'Traje de Berberisca' en español, 'Kewa el Kbira' en árabe. Es una vestimenta que forma parte del ajuar tradicional de las novias sefardíes del norte de Marruecos. Caro presta mucha atención al traje, explicando que la indumentaria es "profundamente simbólica".

La falda, muy amplia, y de terciopelo, está adornada en la parte inferior de ricos galones de oro, habitualmente 22, un recordatorio de las 22 letras del alfabeto judío. El motivo bordado con hilo de oro en la chaqueta representa el 'árbol de la vida'. Caro pinta por separado la corona llamada 'gemar', diadema cuajada de perlas preciosas antiguas, representando las 613 mítzvots, deberes rituales que los judíos han de cumplir.

Otro tema que la artista recuerda "con mucho cariño" es el del 'Té moruno', todo una celebración que hace parte de su cultura y de su infancia en Marruecos. "Durante mi infancia en Tánger, esa ingenua sensación de sentirse mayor se concretaba en dar pequeños sorbos de té en las tertulias familiares", comenta. Caro pinta el servicio de té que pertenecía a su madre Estrella Gozar Z'L y que llevó con ella a Londres.

Otros temas de esta exposición son los bodegones, joyas y artículos que formaban parte del tesoro familiar y una serie de retratos como los de los bisabuelos de la artista. El retrato de su bisabuela, Mama Gimol (Gimol Abudarham, nacida en torno a 1874 en Gibraltar, conocida en Tánger como Gimol, la de la Máquina, por haber llevado con ella su máquina singer a Tanger, fue adquirido por la Ben Uri Art Gallery en 2016 y forma parte de la Colección Permanente. Recientemente se expuso en el museo Bushey de Londres en la exposición: 'Exodus-Jewish Emigres Artists'.

Las pinturas de Bettina Caro fueron objeto de exposiciones individuales en el Centro Cultural Judío de Londres en 2011 y 2014. En 2011, el Centro publicó un catálogo retrospectiva de la artista. En 2018, expuso en la Mall Galleries de Londres. Sus cuadros están en el Board of Deputies (la Federación de Comunidades Judías del Reino Unido), the Northwood and Liberal Sinagoga, the S&P Sephardi Commity Sinagoga, la Embajada de Israel en Londres y en el Hospital Judío de Montreal.

Bettina Caro nació en Tánger (Marruecos) en 1954. Es descendiente de la familia de Rabbi Yosef Caro (1488-1575), autor del Shuljan Aruj (Codificación de la ley judía). Desde niña, Caro mostró habilidad para el dibujo que desarrolló bajo la tutela de su padre, Isaac Caro Cohen Z'L. En 1973, Caro se mudó a Madrid donde estudió Arquitectura en la Universidad Complutense. En 1978 pintó al Rey Juan y Doña Sofía, tras la visita de Su Majestad la Reina Sofía a la Sinagoga Beth Yaacov. En 1981 fijó su residencia permanente en Londres.