Actualizado 30/06/2007 21:31 CET

La presidencia portuguesa ve prioritario aumentar los recursos de FRONTEX para luchar contra la inmigración ilegal

LISBOA, 30 Jun. (Del enviado especial de EUROPA PRESS, Juan Sanhermelando) -

El ministro portugués del Interior, Rui Pereira, que asumirá este domingo la presidencia del Consejo de la UE, aseguró hoy que ve prioritario aumentar los recursos de la Agencia Europea de Control de Fronteras (FRONTEX) para luchar contra la inmigración irregular, aunque eludió precisar cuántos fondos adicionales serían necesarios para garantizar que FRONTEX pueda responder con eficacia a los flujos migratorios que llegan a Europa. El presupuesto para este año ascenderá a 42 millones de euros.

"FRONTEX tiene que estar equipado con recursos navales y aéreos para que las fronteras estén controladas. (...) No hay un objetivo cuantificable, pero hay una intención firme de reforzar la agencia FRONTEX", explicó Pereira en rueda de prensa, destacando que la frontera sur y la frontera este de la Unión son "igualmente importantes".

Al ser preguntado por las reticencias de algunos Estados miembros en la lucha contra la inmigración ilegal, el ministro portugués del Interior restó importancia a la cuestión y aseguró que todos los países son conscientes "de la necesidad de compartir responsabilidades en relación con las fronteras".

Pereira anunció que durante la presidencia continuarán las negociaciones a nivel de embajadores para poner en marcha el mecanismo propuesto por Malta para repartir entre los países de la UE los inmigrantes rescatados en alta mar según criterios de población y tamaño. "Puedo garantizar que se está trabajando no para ganar tiempo sino para tomar una decisión a nivel político", dijo.

No obstante, dejó claro que la prioridad es "salvar a las personas" en cumplimiento de lo que impone el derecho internacional. También indicó que otra de las prioridades de la presidencia portuguesa será avanzar en una norma europea para castigar a los empresarios que contraten a inmigrantes ilegales y para luchar contra la explotación sexual. Asimismo, abogó por establecer "canales para la inmigración legal aceptada por la UE" con centros como la agencia de migración y empleo que se va a poner en marcha en Malí.

Lisboa trabajará además en el refuerzo de los instrumentos de lucha contra el terrorismo a nivel de la UE con medidas para mejorar la seguridad de los explosivos o la protección de las infraestructuras críticas, así como la integración en el acervo comunitario del tratado de Prüm, que permite intercambiar información sobre matrículas, ADN y huellas dactilares. Finalmente, la presidencia portuguesa proseguirá los preparativos para que los países de la ampliación puedan incorporarse al espacio sin fronteras Schengen.

DATOS DE LOS PASAJEROS

Por su parte, el ministro portugués de Justicia, Alberto Costa, defendió la legalidad del nuevo acuerdo para transferir a Estados Unidos los datos de los pasajeros aéreos porque supone una "mejora" de la situación actual y no una "degradación" en materia de protección de datos. La presidencia portuguesa pretende sacar adelante durante el próximo semestre una decisión marco sobre protección de datos.

El resto de prioridades en materia de justicia son impulsar la justicia electrónica; reducir los plazos de las decisiones del Tribunal de Luxemburgo que afecten a cuestiones prioritarias de libertad, justicia y seguridad; reforzar Europol y Eurojust, así como los mecanismos de mediación para resolver conflictos; y llegar a un acuerdo sobre la ley aplicable a cuestiones de familia y de contratos.