Actualizado 19/07/2012 12:45 CET

Los presidentes de las ONG de los cooperantes liberados afirman que los terroristas "no pueden romper el animo de ayuda"

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los presidentes de las ONG vasca Mundubat, Iñaki Markiegi y de la ONG 'Asociación de amigos del pueblo saharaui de Extremadura' Ignacio Sánchez, donde trabajaban los cooperantes liberados este jueves en Malí, Ainhoa Fernández y Enric Gonyalons, han afirmado que los terroristas "no pueden romper el animo de ayuda".

En concreto, Iñaki Markiegi ha señalado en declaraciones a ABC Punto Radio que recoge Europa Press, que "unos terroristas no pueden romper ese animo de solidaridad con otros pueblos que debe estar por encima de todo, también debe estar por encima de los recortes que están ocurriendo en concreto para los saharauis".

En esta línea, Ignacio Sánchez afirma en declaraciones a Radio Nacional que los proyectos continuarán de la misma forma que antes. "Se contratará a otros cooperantes y seguiremos igual, la única diferencia es que hemos trabajado sin un cooperante", ha señalado.

Asimismo, Markiegi ha incidido en que "no habría habido secuestro si la comunidad internacional hubiese hecho valer los derechos de los saharauis acordados en naciones unidas". "Si se hubiera hecho eso no habría habido ningún problema", ha añadido.

Igualmente, ha recalcado que siempre existirá la duda de si las medidas de seguridad son "suficientes "o por el contrario son "demasiadas", ya que en ocasiones "demasiadas medidas de seguridad imposibilitan la libertad de movimientos". Sin embargo, ha incidido en que el problema fundamental es el motivo por el que los saharauis llevan secuestrados durante más de treinta años en campamentos de refugiados.

Acerca del futuro de este tipo de misiones, Markiegi ha descartado que los proyectos vayan a disminuir después de este incidente asegurando que por el contrario, el número de proyectos "ha aumentado". "Si damos un paso atrás estaríamos accediendo a lo que reivindicaba el secuestro de mermar el gobierno saharaui y la población refugiada", ha puntualizado.

Igualmente, ha denunciado que, debido a la crisis, se hayan recortado las ayudas a estos pueblos que "están mucho peor que el resto". "A todos nos sirve para seguir trabajando con la población refugiada porque ahora más que nunca necesita de los proyectos de cooperación que allí se realizan", ha señalado.

Finalmente, acerca del resto de cooperantes secuestrados ha asegurado que "hay que tener mucha paciencia, mucha tranquilidad, mucha esperanza" en un proceso largo, "muy decepcionante muchas veces".

"Para nosotros lo fundamental ha sido la confianza en que lo que estábamos haciendo era lo correcto. Y eso es lo que realmente da fuerzas para aguantar estos avatares", ha añadido.

Por otra parte, Ignacio Sánchez ha destacado el papel de los gobiernos, encargados del tema de las negociaciones, y el papel de las ONG, dirigido hacia el apoyo a las familias de los secuestrados. "Hemos desempeñado la labor que teníamos que hacer sin entrometernos en los trabajos de cada uno", ha añadido.