Actualizado 23/02/2015 16:49 CET

Alerta por fuerte oleaje en el Cantábrico, Mediterráneo y Canarias, nieve y aludes en Pirineo

Bermeo Olas
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La Dirección General de Protección Civil y Emergencias ha alertado por fuerte oleaje, viento y nevadas a varias provincias del norte peninsular, del noreste, Baleares y Canarias, de acuerdo con las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

   Así, Protección Civil avisa por fuerte temporal marítimo en el litoral norte peninsular, con olas que podrán superar los 8 metros de altura en las costas de Galicia y cantábrico. En menor medida, también afectará a Baleares, con olas entre 4 y 5 metros en el norte de Mallorca, litoral catalán, mar de Alborán y Canarias.

   Además, alerta también por fuertes nevadas al Pirineo occidental, en cotas que descenderán hasta los 500-700 metros y por fuertes rachas de viento que afectarán a la mitad norte peninsular.

   En concreto, las precipitaciones afectarán al tercio norte de la Península y serán en forma de nieve en cotas medias y altas. Las nevadas más significativas se producirán en el Pirineo de Huesca donde la cota de nieve descenderá de 1.500 a 500 metros, pudiéndose acumular 25 centímetros de espesor. En el norte de la provincia de Zaragoza se podrán acumular 8 centímetros de nieve.

   Al mismo tiempo, añade que ante la acumulación de nieve y la progresiva inestabilidad de las placas, se mantiene para este lunes, la previsión de aludes en la mitad occidental del Pirineo. En cuanto a los deshielos, advierte de que se producirán desde este lunes debido a la subida de las temperaturas y a las posibles precipitaciones. Estos se producirán fundamentalmente en el Pirineo navarro y en la Ibérica burgalesa.

   Mientras, se esperan rachas de viento fuerte en la mitad este y norte peninsular, Baleares y Melilla y serán más intensos, con rachas de 90 a 100 kilómetros por hora en el Pirineo oscense y catalán, interior de Tarragona y norte de Castellón.

   Dada la situación, Protección Civil y Emergencias pide mantenerse informado en todo momento, extremar las precauciones, tomar medidas de autoprotección y seguir las recomendaciones de las autoridades y las normas de prevención de las comunidades autónomas, que pueden adoptar algunas medidas puntuales en función de la evolución de la situación meteorológica en esa zona concreta.

   Entre las recomendaciones, Protección Civil aconseja alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan ser afectados por las elevadas mareas y oleajes que suelen generarse ante la intensidad de vientos fuertes si se encuentra en las zonas marítimas. También recuerda que en estas situaciones, el mar adquiere condiciones extraordinarias y puede arrastrarle si se encuentra en las proximidades del mar. Por ello, insiste en evitar ponerse en situación de riesgo por la atracción de las imágenes que pueden ofrecer los temporales.

   Por otro lado, ante la previsión de nieve recomienda viajar por carretera si es imprescindible, ir muy atento y tener especial cuidado con las placas de hielo, así como informarse de la situación meteorológica y el estado de las carreteras, extremar las precauciones, revisar el vehículo y atender las recomendaciones de Tráfico.

   Al mismo tiempo, recuerda la importancia de revisar los neumáticos, anticongelante y frenos y de tener la precaución de llenar el depósito de la gasolina y llevar neumáticos de invierno o cadenas, así como ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio y/o cargador de automóvil.

   En caso de quedar atrapado en la nieve, Protección Civil aconseja permanecer en el coche, con la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire, y vigilar que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo.

   Si se queda aislado y necesita ayuda, recomienda no intentar resolver la situación unilateralmente, tratar de informar de este hecho y, salvo que la situación sea insostenible, esperar asistencia.

ALUDES

   Para hacer frente al riesgo de aludes, recuerda que las estaciones de esquí, emiten boletines diarios sobre el riesgo de avalancha y pide respetar sus indicaciones y no salir de las zonas controladas.

   A este respecto, explica que favorecen las avalanchas, grandes nevadas o bruscos aumentos de temperatura y que el riesgo es muy alto si nota que se hacen grietas largas según avanza con las tablas. En ese caso, aconseja realizar la primera parte del descenso con giros amplios, y después dirigirse progresivamente hacia un lateral porque, de este modo, si se desprenden placas, el riesgo de que le alcancen será menor.

   También aconseja evitar descender por cañones o depresiones e intentar descender por la cima o ruta más elevada. Las zonas con pinos tienen menos riesgo de aludes y pide evitar cortar placas con diagonales muy largas y evitar descender por debajo de la diagonal creada.

   Por otro lado, ante la crecida de ríos y el riesgo de inundaciones, aconseja a los ciudadanos residentes o que circulen por las áreas potencialmente afectadas adopten medidas de precaución. Entre otras, aconseja mantenerse permanentemente informado, a través de la radio y de otros medios de comunicación, de las predicciones meteorológicas y del estado de la situación.

   Igualmente, señala la importancia de no conducir en áreas inundadas, abandonar el automóvil y buscar un terreno más alto cuando se vea rodeado por una corriente de agua. También recuerda es que preferible circular por carreteras principales y autopistas y alejarse de vías y torrentes y no tratar de atravesar a pie vados inundados o corrientes de agua.

   En caso de tener que evacuar su domicilio, recomienda trasladar los artículos esenciales a los pisos más altos, cerrar las tomas principales de electricidad y gas y seguir las instrucciones de las autoridades.

   Ante los fuertes vientos, Protección Civil aconseja asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse. También, conviene abstenerse de subir a los andamios sin las adecuadas medidas de protección.

   Finalmente, añade que si va conduciendo, es preciso extremar las precauciones, especialmente en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en carreteras de doble sentido y prestar atención ante la posible presencia de obstáculos en la carretera.