Publicado 09/12/2021 14:27CET

Protección Civil alerta al norte de la Península por deshielo, desbordamientos, lluvia, viento y fuerte oleaje

Una persona camina por el puente de Abechuco, a 9 de diciembre de 2021, en Vitoria, Álava, País Vasco, (España). Varios municipios de Euskadi se están viendo afectados por las copiosas lluvias y nevadas registradas los últimos días en la zona norte penins
Una persona camina por el puente de Abechuco, a 9 de diciembre de 2021, en Vitoria, Álava, País Vasco, (España). Varios municipios de Euskadi se están viendo afectados por las copiosas lluvias y nevadas registradas los últimos días en la zona norte penins - Iñaki Berasaluce - Europa Press

   MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La Dirección General de Protección Civil y Emergencias alerta al norte de la Península por deshielo, que podrá provocar desbordamiento, precipitaciones, vientos fuertes y oleaje, por lo que pide a los ciudadanos que adopten las medidas adecuadas de prevención.

   En concreto, alerta de que los deshielos en Burgos, León, Palencia, Navarra y Huesca, además de las intensas lluvias, especialmente el viernes en Navarra y Guipúzcoa, podrían aumentar el caudal de los ríos y provocar desbordamientos e inundaciones, por lo que insiste a los ciudadanos que procuren alejarse de vías y torrentes y no atravesar a pie los vados inundados o las corrientes de agua.

   En concreto, el jueves y el viernes además de riesgo por deshielo en Burgos, León, Palencia, Navarra y Huesca, también hay previsión de riesgo por lluvias intensas en el norte, sobre todo en Navarra y Guipúzcoa, donde se podrán acumular 80 litros por metro cuadrado en 12 horas y advierte de que estos fenómenos unidos pueden incrementar significativamente el caudal de los ríos y provocar desbordamientos e inundaciones.

   Por otro lado, los vientos costeros y el fuerte oleaje continuarán afectando al litoral cantábrico, así como, en menor medida, a zonas del Mediterráneo, Baleares y Canarias. Además, se prevén fuertes vientos en tierra en diversas áreas, especialmente en el este y nordeste peninsular y Baleares durante el viernes, con rachas máximas de hasta 100 kilómetros por hora.

   Del mismo modo, Protección Civil recuerda que sigue el riesgo por nevadas en Pirineos, donde se podrán acumular hasta 20 centímetros de nieve en 24 horas en distintas cotas y mantiene activados riesgo de aludes.

   Ante esta situación, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias recomienda que ante la crecida de los ríos los ciudadanos residentes o que circulen en áreas potencialmente afectadas adopten medidas de precaución como mantenerse permanentemente informado de la predicción meteorológica y del estado de la situación; que no conduzcan por áreas inundadas y, en ese caso, abandonen el automóvil y busquen un terreno más alto cuando se vea rodeado por una corriente de agua.

   Asimismo, señala que se debe procurar circular preferentemente por carreteras principales y autopistas así como alejarse de vías y torrentes y no atravesar a pie vados inundados o corrientes de agua. En caso de tener que evacuar el domicilio, aconseja trasladar los artículos esenciales a pisos más altos, cerrar las tomas principales de electricidad y gas y seguir las instrucciones de las autoridades.

   Frente a las lluvias intensas, recomienda a los conductores que disminuyan la velocidad, extremen las precauciones y no detenerse en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua así como circular preferentemente por carreteras principales y autopistas.

   En caso de tormentas súbitas y lluvias intensas recuerda la importancia de tener en cuenta el lugar donde se aparcan los vehículos ya que el rápido ascenso del nivel de las aguas puede dañar los vehículos aparcados sobre zonas inundables y, además, arrastrarlos, provocando daños a bienes ajenos e incluso obstaculizar el flujo natural de la corriente.

   En caso de que comience a llover de manera torrencial, Protección Civil recuerda que se debe pensar en que existe riesgo de inundación, por lo que aconseja no atravesar ni con vehículo ni a pie, los tramos inundados, porque se desconoce lo que puede haber debajo del agua y localice los puntos más altos de la zona. Del mismo modo, añade que no se debe intentar salvar el automóvil en medio de una inundación.

   A quien se encuentre en el campo, le recomienda alejarse de ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas, evitar atravesar vados inundados e, igualmente, dirigirse a los puntos más altos de la zona, ya que el difícil pronóstico de los fenómenos tormentosos aconseja mantenerse informado en todo momento de la posible evolución de los cambios meteorológicos.

   Frente a los vientos costeros, recomienda a quien se encuentre en zonas marítimas que se alejen de la playa y de otros lugares bajos que puedan ser afectados por las elevadas mareas y oleajes que suelen generarse ante la intensidad de vientos fuertes.

   En ese sentido, recomienda no estacionar los vehículos en zonas que puedan verse afectadas por el oleaje, ya que en estas situaciones el mar adquiere condiciones extraordinarias y puede arrastrar a quien se encuentre en las proximidades del mar y pide no poner en riesgo la vida ante las imágenes espectaculares del fuerte oleaje.

   Por otro lado, ante los fuertes vientos aconseja asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse. También, conviene abstenerse de subir a los andamios sin las adecuadas medidas de protección.

   A los conductores les recomienda extremar las precauciones, sobre todo en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en carreteras de doble sentido y prestar atención ante la posible presencia de obstáculos en la carretera.

   Por otro lado, ante la previsión de nieve recuerda que se debe viajar por carretera si es imprescindible y, en ese caso, ir muy atento y tener especial cuidado con las placas de hielo; informarse de la situación meteorológica, del estado de las carreteras, extremar las precauciones, revise el vehículo y atienda las recomendaciones de Tráfico. También añade que conviene tener la precaución de llenar el depósito de la gasolina y llevar neumáticos de invierno o cadenas; llevar ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio y/o cargador de automóvil.

   En caso de quedar atrapado, aconseja permanecer en el coche, con la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire, y vigilar que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo.

   Frente al riesgo de aludes, Protección Civil recuerda que las estaciones de esquí emiten boletines diarios sobre el riesgo de avalancha, por lo que pide respetar las indicaciones y no salir de zonas controladas. Así, recuerda que favorecen las avalanchas las grandes nevadas y los aumentos bruscos de temperatura e indica en que si nota que se hacen grietas largas según avanza con tu tabla, el riesgo es muy alto, por lo que debe realizar la primera parte del descenso con giros muy amplios y después dirigirse hacia un lateral, ya que si se desprenden placas el riesgo de alcance es menor.

   Ante ese riesgo, recomienda no descender por cañones o depresiones e intente descender por la cima o ruta más elevada y por zonas con pinos, que tienen menor riesgo de aludes. También aconseja evitar cortar placas con diagonales muy largas y, en ese caso, evitar descender por debajo de la diagonal que ha creado.