Actualizado 03/04/2007 17:06 CET

Protección Civil avisa a las delegaciones del Gobierno en la cuenca del Ebro por las crecidas

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, en contacto permanente con la Confederación Hidrográfica del Ebro, mantiene alertadas a las Delegaciones del Gobierno en las comunidades autónomas de la cuenca, ante la crecida que está experimentando el río Ebro y algunos de sus afluentes, principalmente en Navarra.

La crecida irá desplazándose aguas abajo a lo largo de los próximos días, por lo que se están adoptando medidas preventivas por los servicios públicos de la Administración del Estado, Comunidades Autónomas y Ayuntamientos de Navarra, Aragón y Cataluña, informó hoy este organismo.

Además, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior avisó por lluvias persistentes en Barcelona que podrán acumular precipitaciones de 100 litros por metro cuadrado en 12 horas. Asimismo, se prevé un alto riesgo de aludes, para el día de hoy, en el Pirineo de Navarra y Oscense.

Ante la crecida del río Ebro, conviene que los ciudadanos residentes o que circulen por las áreas potencialmente afectadas, adopten mediadas de precaución, como mantenerse permanentemente informado, a través de la radio y de otros medios de comunicación, de las predicciones meteorológicas y del estado de la situación. "No conduzca en áreas inundadas. Abandone el automóvil y busque un terreno más alto cuando se vea rodeado por una corriente de agua", aconsejó Protección Civil.

En este línea, recomendó circular, preferentemente por carreteras principales y autopistas; y alejarse de vías y torrentes y no tratar de atravesar a pie vados inundados o corrientes de agua. Si tiene que evacuar su domicilio, traslade los artículos esenciales a los pisos más altos, cierre las tomas principales de electricidad y gas y siga las instrucciones de las autoridades.

Ante lluvias persistentes, si se va conduciendo, disminuya la velocidad, extreme las precauciones y no se detenga en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua. Si comienza a llover de manera torrencial, piense que existe riesgo de inundación. No atraviese con su vehículo ni a pie los tramos inundados, porque desconoce lo que puede haber debajo del agua y localice los puntos más altos de la zona. Si llegara a inundarse la vivienda, es recomendable abandonar cuanto antes sótanos, plantas bajas y desconectar la energía eléctrica.

Ante el riesgo de aludes, antes de iniciar su travesía por alta montaña, informe de la ruta que prevea realizar. "No olvide llevar el material necesario y téngalo en un correcto estado de mantenimiento; lleve los elementos de seguridad necesarios, como son los localizadores electrónicos", aconsejó.