Actualizado 03/12/2009 20:11

Protección de Datos ordena investigar el caso de la niña muerta en Tenerife

MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

El director de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), Artemi Rallo, ordenó este jueves que se inicie una investigación de oficio en torno al caso de la niña de tres años, presuntamente violada y maltratada, que, según determinó la autopsia final, murió el pasado día 26 de noviembre en un Hospital de Tenerife a consecuencia de un golpe que se produjo al caerse de un columpio.

La investigación se produce con el fin de averiguar si ha existido transgresión de la Ley Orgánica de Protección de Datos y si se ha dado una "vulneración del deber de confidencialidad en relación con la documentación clínica" y, en caso de ser así, para dilucidar "dónde se encuentra el origen de dicha vulneración", según informó la Agencia Española de Protección de Datos.

El dictamen del director de la AEPD obedece a que, en un primer momento, los primeros informes médicos apuntaban a que la niña había sido presuntamente maltratada y violada. En consecuencia se dictó la puesta a disposición judicial, tras un primer interrogatorio, nada más ingresar la joven en el hospital, del 'padrastro' de la niña, el cual se encontraba al cuidado de la misma cuando se produjo el suceso.

Sin embargo, el informe forense aclaró, días después, que la muerte de la niña de tres años se produjo debido a un golpe recibido el 21 de noviembre al caerse en una zona infantil de la urbanización en la que residía. También se indicaba que las demás lesiones que presentaba la niña podían obedecer a las maniobras de reanimación repetidas y a la manipulación quirúrgica del intestino.

Por ello, la AEPD considera que podría haberse vulnerado el deber de confidencialidad médica e iniciará, de oficio, dicha investigación.