Actualizado 03/04/2007 17:06 CET

Rouco Varela pide "volver a la esencia del sacerdocio" para "vivir, ser y actuar como Cristo"

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, hizo hincapié en la importancia de "volver a la esencia del sacerdocio", que no es otra que la de "vivir, ser y actuar como Cristo", en un momento como el actual en el que "los caminos del futuro no están despejados", durante la Misa Crismal celebrada hoy en la Catedral de la Almudena y con la que comienza la Semana Santa.

Durante la homilía, en la que se consagró el Santo Crisma y se bendijeron los óleos que luego serán empleados en los ritos, Rouco Varela estuvo acompañado por más de un centenar de presbíteros, que renovaron sus votos de fidelidad y de compromiso de servir a Dios y a la Iglesia mediante el ministerio del sacerdocio.

En su intervención, cardenal arzobispo de Madrid calificó de "encrucijada de la historia contemporánea" el tiempo presente, en el que se vive una "crisis" derivada de "la falta de amor sencillo y sincero".

Frente a esta situación, reveló el papel que deben ejercer los ministros de la Iglesia, que no debe ser "el de protagonistas sino el de servidores". Asimismo, destacó que el sacerdocio debe ejercerse "con humildad" y lo fundamental que resulta "el celibato" para "amar a Cristo y a la Iglesia sin condicionamiento alguno".

Rouco también dio cabida en la homilía al recuerdo al Papa Juan Pablo II y sus visitas a España, y se hizo eco de algunas de las ideas y principios expresados por el nuevo Pontífice, Benedicto XVI, en sus más recientes encíclicas.