Publicado 05/10/2018 16:17CET

El Sínodo de los Obispos constata la necesidad de hacer más atractiva la Misa para no aburrir a los jóvenes

ROMA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los padres sinodales han constatado que los jóvenes se aburren y es necesario revitalizar la liturgia, haciendo un uso más atractivo de la música, la catequesis y las homilías en Misa, según informa Vatican News en su resumen sobre las intervenciones en el cuarto día del Sínodo de los Obispos dedicado a 'Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional'.

Durante el briefing diario en el Vaticano, el arzobispo de Sidney, Anthony Colin Fisher, ha señalado que se ha evidenciado que los jóvenes están cansados de esa rutina y ya no se le presta atención a las homilías. "La estética, la belleza tienen su papel hoy en día y no podemos no prestarles atención a la belleza de la liturgia o la música. Todo esto requiere discernimiento. La homilía es demasiado aburrida, habría que encontrar una forma de hacerla más atractiva", ha señalado.

El prelado australiano ha aprovechado su intervención para recordar los escándalos de abusos sexuales en el seno de la Iglesia Católica australiana, extendiendo sus reflexiones a lo que ha pasado en otros países también, como Estados Unidos, Irlanda o Canadá. "Deseo que los jovenes nos oigan decir que lamentamos lo ocurrido y tenemos vergüenza de lo que ocurrió. La iglesia debe ser el lugar más seguro del mundo para los jóvenes", ha dicho después de señalar que es una opinión personal que está seguro que comparten el resto de obispos.

Por su parte, el prefecto del Dicasterio de la Comunicación, Pablo Ruffini, ha resumido los temas tratados en las 20 intervenciones de la jornada, como las relaciones extramatrimoniales que, según ha apuntado, requieren de "escucha" dentro de la Iglesia, la importancia de la familia, la atención a los migrantes de segunda generación y el acompañamiento a los jóvenes.

"No podemos dejar a los jóvenes en manos de cualquiera --ha añadido durante el briefing el obispo de Colón-Kuna Yala (Panamá), Manuel Ochogavía Barahona--. No podemos permitir que sigan manipulándolos. Por ello, ha defendido una pastoral juvenil que permita el crecimiento integral de modo diversificado, atento a lo que cada joven necesita y al contexto en el que vive.

Respecto al papel de la mujer en la Iglesia, el obispo panameño ha señalado que no se puede esperar que todo pase el Sínodo sino que éste abre el camino. En todo caso, ha apuntado que es una cuestión que no se pode eludir y que tienen que generarse esos espacios de participación.

Precisamente, en el briefing ha participado la joven Tahiry Malala Marion Sophie Rakotoroalahy, presidenta nacional de Estudiantes Católicos de Madagascar, que ha asegurado que los jóvenes quieren ser acompañados para construir juntos una nueva generación.

Para leer más